Aprendiendo de la Huerta del Rey Moro


El 15 de febrero de 2004 un grupo de activistas urbanos que habían descubierto casualmente este hermoso lugar, desde una azotea vecina,  soñaron con abrirlo al público y decidieron pasar a la acción.  Ese día, con materiales reciclados, pusieron en marcha unos huertos urbanos abiertos al vecindario en este solar que permanecía oculto tras una alta tapia entre las calles Sol y Enladrillada. Constituyeron la asociación La Noria y empezaron a autogestionarlo. El 29 de octubre de ese mismo año, el Huerto del Rey Moro se convirtió en el símbolo de la Red Ciudadana La Sevilla que Queremos. El Rey Moro fue con su séquito a entregar las más de mil alegaciones recogidas en red por las asociaciones sevillanas al Plan General.

El PGOU tenía calificado este suelo como residencial, con capacidad para construir 40 viviendas, este suelo de titularidad pública. En un barrio en proceso de gentrificación, parecía difícil oponerse a la construcción de viviendas protegidas. Pero la batalla se ganó a base de darle vida al huerto. Los presupuestos participativos sirvieron para financiar los huertos escolares y el espacio empezó a convertirse en una referencia. El ayuntamiento decidió cambiar el uso y convertirlo en espacio público, aunque no llegó a materializarse el compromiso adquirido por el anterior gobierno municipal y eso deja en el limbo, y en riesgo, al Huerto. No obstante, la Empresa Pública del Suelo renunció a sus planes de hacer viviendas. Y el huerto, autogestionado, abre sus puertas cada día y se ha convertido en uno de los espacios públicos más emblemáticos del centro histórico. Este domingo se ha celebrado su VII aniversario. El huerto ha estado pletórico y nos muestra el camino de cómo la ciudadanía puede producir y autogestionar espacio público de enorme calidad con una mínima inversión.

About these ads

Acerca de estebandemanueljerez
Candidato por Equo al Parlamento Andaluz en las elecciones del del 25M de 2012. Soy granadino nacido en Barcelona en 1964. Estoy casado y tengo dos hijos. Vivo en Sevilla desde 1982, año en que inicié los estudios de arquitectura. Soy profesor de la Escuela de Arquitectura de Sevilla desde 1990. Estoy convencido del potencial que tiene la educación tanto para el desarrollo personal como para la transformación social y lo vengo practicando a través de proyectos de innovación que implican a estudiantes y profesores en problemas reales de la ciudad, trabajando con los ciudadanos para hacer afrontarlos. Así hemos colaborado con asociaciones de vecinos de La Bachillera, El Cerro del Águila, Su Eminencia, Padre Pío, San Luis-Alameda, Pajaritos,... (en Sevilla) y Jnane Aztout (Larache) para mejorar sus barrios con criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental. He puesto en marcha con otros compañeros asignaturas como Hábitat y Desarrollo, el Máster en Gestión Social del Hábitat y la Revista Hábitat y Sociedad. Dirijo el grupo de investigación ADICI (Aula Digital de la Ciudad). Soy miembro de Universidad y Compromiso Social y del Colectivo Universidad frente a la Crisis.

One Response to Aprendiendo de la Huerta del Rey Moro

  1. Gran trabajo de los vecinos. Todo un ejemplo

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.038 seguidores

%d personas les gusta esto: