Un poco de luz

DSC05694

Lucrecia Hevia me pidió un artículo para explicar las causas, y las soluciones, de la desorbitada subida del precio de la electricidad. Un poco de luz es el resultado. Espero que os guste y, si os resulta útil, ayudéis a difundirlo. Aparece publicado en diario.es Andalucía (leer)

 

A propósito del despropósito de José Carlos Díez: ¿por qué es mejor la Renta Básica Universal?

renta-basica_ediima20140118_0107_5

http://www.eldiario.es/juanlusanchez/Francotiradores_6_604799540.html

El despropósito de José Carlos Díez con sus declaraciones en las que argumentaba que si en España implantáramos una Renta Básica habría que poner francotiradores en nuestras fronteras, nos ofrece la oportunidad de entrar al fondo de la cuestión. ¿Cómo podemos erradicar la pobreza y reducir drásticamente, hasta límites éticamente aceptables, la desigualdad en España y a nivel mundial? Es un tema que me imagino se seguirán preguntando los socialdemócratas, pese a las declaraciones del coordinador de su ponencia económica. Desde luego desde la ecología política lo hacemos. Tras un largo debate madurado entre la primera y la segunda asamblea, en Equo apostamos por la Renta Básica Universal como herramienta para lograrlo, frente a la alternativa de la Renta Mínima Garantizada que resultó ganadora en nuestra primera asamblea. La principal diferencia entre ambas es el carácter universal e incondicional de la primera, frente a la condicionalidad de la segunda. Si ambas se plantearan como objetivo garantizar ingresos mínimos para toda persona, sin condiciones, el debate debería ser fundamentalmente técnico. Voy a tratar de argumentar por qué esta medida es una de las piezas clave de la política social del siglo XXI y cómo podemos implantarla, tras un proceso deliberativo bien informado. Insisto en lo de bien informado porque las declaraciones más frecuentes de responsables políticos y de periodistas adolecen, bien de falta de información, bien de información sesgada.  Leer más de esta entrada

Sobre la huelga de hambre de Paco Vega por la Renta Básica

Paco Vega. Foto: EuropaPress

Paco Vega en el Parlamento Andaluz. Foto: Europa Press

Paco Vega, como antes Francisco Casero, apela a la sociedad para que despierte y ponga fin a un estado de cosas profundamente injusto. Sí, es la sociedad la única que puede hacerlo. La única que puede dar la vuelta al insensato e injusto orden de valores que tenemos en el que todo gira alrededor del dinero, del derecho de unos pocos a enriquecerse sin límites a costa de una mayoría que no tiene lo suficiente para vivir, que no encuentra un horizonte de futuro, y de traspasar los límites del ecosistema del que depende la vida. Cambiar esto es misión de la política. Pero no se puede esperar que lo haga quién gobierna Andalucía ni quién gobierna España con su apoyo. Sólo puede hacerlo una sociedad que deje de mirar para otro lado mientras nos precipitamos al abismo por superar los límites: de la injusticia social y ambiental. Paco Vega, Tu gesto valiente y profundamente ético, tu huelga de hambre, también tiene que tener límite. Has dado un aldabonazo. Refuerzas la convicción de quiénes pedimos el cumplimiento del estatuto y de la Carta Social Europea, cuando dicen que todo ser humano debe disponer de un mínimo vital y que ese límite debe estar en el umbral de la pobreza. Es cuestión de equidad en el reparto de los beneficios que toda la sociedad genera y que hoy acapara un grupo cada vez más reducido de enriquecidos, sí, por unas reglas injustas globalmente establecidas, con paraísos a medida, con entidades pantalla, con cohortes de abogados,… ante la mirada indiferente de la mayoría. Así nos lo recuerda esta tribuna de la Plataforma por la Renta Básica, de Sevilla, en el Pais. Reconocimiento y agradecimiento sin límites a tu gesto Paco. Es el momento de continuar la lucha por otros medios

Sobre los retos de la Agenda Urbana Mundial

20160527_212928

Cualquier profesional que se  enfrentado a un proyecto de cooperación al desarrollo en hábitat social sabe que necesita cambiar su mirada y adquirir herramientas no adquiridas durante el grado. Si es arquitecto en seguida comprenderá que va a necesitar algo más que habilidades para diseñar objetos. El diseño de procesos será determinante. Procesos en los que tendrá que colaborar con una gran variedad de agentes, institucionales, populares y profesionales de distintas áreas. También se habrá enfrentado a la necesidad de repensar las técnicas y tecnologías que usa. En el marco del subprograma “Vivienda de Interés Social” del programa de cooperación latinoamericano CYTED hemos escrito y debatido mucho sobre la cuestión de las tecnologías apropiadas y apropiables, duras y blandas (sociales). Y aquellos que hemos trabajado en cooperación internacional al desarrollo hemos tenido la experiencia de aprender conocimientos y metodologías que nos son útiles para intervenir en cooperación al desarrollo local. Hemos aprendido de la práctica propia y de la de otros colegas. Durante las últimas décadas se ha producido un vivo intercambio de conocimientos y experiencias entre profesionales y movimientos sociales “viviendistas” de América Latina y la península ibérica, completado en nuestro caso con Marruecos. Y hemos compartido la convicción de que es preciso crear espacios de formación en grado y en postgrado para transmitir los conocimientos y los métodos que precisan los profesionales que van a intervenir en circunstancias complejas de hábitat, con escasez de recursos, con conflictos de intereses en juego, como ocurre en situaciones de precariedad y pobreza. Pero como ocurre también en  cualquier contexto, de los que consideramos desarrollados, y que precisan afrontar procesos de crisis, de colapso o de prevención de situaciones críticas y de colapso. En realidad toda la civilización se encuentra al borde hoy del colapso y por tanto toda ella está expuesta y necesitada de emprender procesos sociales de cambio o de adaptación a los cambios.

La reciente cumbre mundial Hábitat III de Quito, con la elaboración de la Agenda Urbana, ha sido una buena ocasión para tomar el pulso al consenso internacional logrado sobre cuáles son los retos que han de afrontar las ciudades y el conjunto de los asentamientos humanos en los próximos veinte años. Leer más de esta entrada

¿Es Detroit un símbolo del colapso que espera a nuestras ciudades?

huella-ecologica-sevilla

La Huella Ecológica de Sevilla. Alvaro Reyes de la Rosa, 2016. Prof. Esteban de Manuel

¿Es Detroit un símbolo de la ciudad industrial postcolapso? El colapso de la industria del automóvil produjo una implosión en Detroit. Su población pasó de 2 millones a 700.000 habitantes. Un 30 % de sus edificios de viviendas y oficinas están vacíos. Sus grandes avenidas pensadas para el automóvil se han quedado grandes. ¿Es un caso aislado o un caso pionero que será seguido por la mayoría de las grandes ciudades del mundo?

Las ciudades de la civilización industrial basadas en el petróleo tienen su suerte ligada al mismo. Son muy vulnerables ante la escasez y encarecimiento del petróleo que se avecina, una vez superado el pico de producción. Dependen del petróleo abundante y barato para abastecerse en un mercado global y para su movilidad.

Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: