Sevilla necesita un ambicioso Plan para convertirse en una ciudad sostenible

IMG_8195

Recientemente el ayuntamiento de Sevilla ha aprobado el Plan de Acción para el Clima y la Sostenibilidad. La lectura del mismo nos produce frustración. Lo hemos analizado al fondo y hemos llegado a una conclusión: se hace trampas al solitario. No hay detrás del plan un proyecto de ciudad, producto de un amplio consenso social, requisito indispensable para que nos lo podamos tomar en serio. La participación ha sido nula. No se ha aprovechado el gran caudal de conocimiento generado en las Universidades públicas de Sevilla, en el tejido empresarial vinculado a la energía sostenible, en las asociaciones que vienen trabajando por una ciudad accesible, basada en la alianza de transporte público y movilidad activa. Es un mal documento en su ejecución, con corta-pega de la guía europea y del primer plan de 2010 (se habla de medidas a largo plazo refiriéndose a 2020…), con acumulación de datos que no se interpretan para sacar conclusiones, sin una visión de estrategia, sin mecanismos de coordinación en su elaboración. Frente a la integralidad que requieren este tipo de actuaciones nos encontramos un plan dividido en compartimentos estancos en el que cada departamento municipal propone una serie de medidas aisladas unas de otras. Y sobre todo nos encontramos con un juego que se hace trampas con el uso de la calculadora de huella de carbono. Se introducen medidas ya ejecutadas y amortizadas, contándose así su efecto dos veces, se confía en que los ciudadanos van a renovar de aquí a 2020 sus vehículos por otros más eficientes, incluyendo por cierto una medida estatal, el plan Renove, que no debería figurar en el plan. Y no contento con tomar una previsión optimista de los vehículos sustituidos, multiplica por dos su efecto. Se contabilizan reducciones de emisiones de edificios ineficientes sin que se presupueste más que su auditoria y nada se nos diga de intervenciones de rehabilitación, …

Llama la atención el contraste entre las ciudades europeas que se toman el tema en serio y que han movilizado todos sus recursos, públicos y privados, del conocimiento y de la iniciativa social, para lograr objetivos ambiciosos, con lo que propone el ayuntamiento de Sevilla. Y sobre todo llama la atención unos tengan que hacer tanto y nosotros tampoco para llegar a los mismos resultados. O las ciudades más avanzadas son muy torpes o el redactor del Plan de Sevilla es demasiado listo. Lo peor no es que se engañe y trate de engañarnos. Es que la publicidad que ha dado el ayuntamiento a este plan diciendo que vamos a conseguir reducir en un 40% la reducción de emisiones de aquí a 2020 es desmovilizadora. Y si algo necesitamos, y la propia guía europea lo advierte, es movilizar a la sociedad (si quieres leer más y encontrar referencias te recomiendo leer el artículo que publico en mi blog de Sevilla Directo)

Diálogo sobre solidaridad intergeneracional en La Carbonería

13516655_1343576288990785_1451504416580722853_n

Esta tarde me toca doblete. En Santiponce y Camas voy a desarrollar el tema que abordamos ayer en la Carbonería: Nos estamos jugando las bases de la solidaridad intergeneracional: a nivel social y ambiental. Razones por las que todas las generaciones tenemos que apostar el 26J por un cambio de rumbo. No es suficiente cambiar las caras al frente del gobierno para acabar con la corrupción. Necesitamos dar un giro a las políticas sociales, ambientales y al modelo productivo. Y de eso no saben nada los que nos han llevado hasta esta situación. Puedes leer el artículo completo en Sevilla Directo

 

No tenemos un Planeta B, Sí tenemos un Plan B

dia-medioambiente

Este 5 de junio es muy especial en España. Es el día del Planeta. Estamos en vísperas de una campaña electoral en la que decidiremos quién debe gobernar, con qué políticas debe hacerlo y cómo. Y hay varias cuestiones en juego al respecto que son centrales para nuestro futuro y que corren el riesgo de quedar ocultas tras la espesa niebla del ruido electoral. Voy a entrar en el tema en diálogo con Juan Torres y Vicenç Navarro, con quiénes comparto buena parte del diagnóstico de por qué hemos llegado a esta crisis económica, social y política y por qué se ha gestionado 180º en sentido contrario al que debía. Tuve la ocasión de disfrutar de la pedagógica lección al respecto que impartió Vicenç Navarro en Sevilla el pasado jueves 2 de junio, en el marco del debate “Los peligros para la democracia en la España Actual”. Y como no tuve ocasión de entrar en diálogo con él en persona, lo hago desde aquí, de bloguero a bloguero. Leer más de esta entrada

#SumarParaGanar uniendo todas las voces

13226721_1320973434584404_5016071392189091197_n

Ayer fue emocionante asistir a la presentación de la coalición Unidos Podemos en el Teatro Távora. Tere y Maíllo entraron con la gente en pie gritando Sí Se Puede. De fondo el gran Carlos Cano. Salvador hizo de anfitrión y maestro de ceremonias. Antonio y Tere estuvieron muy bien. Hubo momentos vibrantes.
El lugar elegido no podía ser mejor. Allí presentamos el programa de Ganemos Sevilla. No pudo ser para las municipales. Ayer nos alegramos de reencotrarnos unidos. Esto es un punto de inflexión. La coalición es la forma de sumar todas las energías desde el reconocimiento del otro. Y desde esa unidad plural, de personas y de discursos, será posible vencer al monstruo vestido con piel de moderado. Sólo un pero. Hay una silla vacía en la foto. Una voz silenciada. Sin el verde que representa la ecología no hay proyecto de futuro.

No nos lo podemos permitir #GobiernoSinPPYA!

DSC00473Cuando estalló el caso Bárcenas la oposición no fue capaz de ponerse de acuerdo para presentar una moción de censura al gobierno de Rajoy. Hoy esa oposición es mayoría en el Congreso y no es capaz de ponerse de acuerdo para que cese el infame gobierno de Rajoy. España podría haber tenido un gobierno dos meses después del 20D sin el PP, si la oposición hubiera centrado sus conversaciones en objetivos básicos compartidos de reconstrucción de lo destruido en los últimos cuatro años de contrarreformas (más bien de revolución neoliberal). Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: