Podemos romper el círculo vicioso del voto útil


Quedan dos días de campaña. En Equo sabemos que lo más probable es que el domingo no obtengamos representación parlamentaria, pero también sabemos que sin embargo es posible. Tenemos una oportunidad y vamos a luchar hasta el último momento por hacerla valer. Es poco probable porque somos nuevos. Las injustas reglas de juego que marca la ley electoral, nos cierran el acceso a los medios públicos de información y dificultan la entrada al parlamento a los partidos nuevos, frenan la innovación política cuando más falta hacen nuevas ideas. Las reglas de juego electoral nos ponen en desigualdad en el punto de partida, cosa que no ocurre en otros paises como nuestra vecina Francia. Y cambiar esas reglas está en manos de quiénes hoy más se benefician de ellas, el PP y el PSOE. 
El sistema electoral actual produce una doble deformación de la representación de la voluntad popular. La primera deformación se produce en los propios resultados de la votación. El voto útil condiciona la elección. Con un sistema justo proporcional la ciudadanía votaría el partido con el que más se siente representado. Con una ley injusta el voto útil nos  hace optar por otras opciones menos representativas con posibilidad de obtener escaño. Se produce una migración de votos desde los partidos minoritarios hacia los mayoritarios. La segunda deformación se produce al repartir los escaños en función de los votos. Partidos con igual número de votos obtienen diferente número de escaños, o no obtienen ninguno como le pasó a  EQUO en solitario, en función de su agrupación. La clave está en que la circunscripción provincial, por sí sola convierte la representación en mayoritaria en lugar de ser proporcional. Exige un porcentaje excesivamente alto para entrar.
Cuando la sociedad clama por una democracia real, verdaderamente representativa y participativa, cuando en la calle gritamos no nos representan, ambos partidos coinciden en que no es prioritario mejorar la calidad de nuestra democracia porque saben que perderían escaños y con ello poder. La Universidad de Granada, a través del grupo de investigación GIME (Grupo de Investigación en Métodos Electorales), coordinado por Victoriano  Ramírez González, haciéndose eco de esta demanda social, tras hacer un estudio comparado de sistemas electorales ha hecho una propuesta técnica impecable. Parte de varios principios que la hacen aplicable si hay voluntad. No precisa cambio constitucional ni supone sobrecoste al no incrementar el número de escaños . Parte del principio de equidad. Cada partido obtendrá tantos escaños como le corresponda en proporción al número de votos obtenidos. Elimina la barrera del 3% para entrar en el parlamento. Mantiene el principio de representación territorial manteniendo la circunscripción provinvial. Lo resuelve aplicando el reparto de escaños en parte por provincias y en parte a nivel de circunscripción estatal para compensar los desequilibrios que genera la circunscripción provincial. Esto mantiene la representación de los partidos que concurren sólo en una provincia o una autonomía al tiempo que permite entrar a los partidos minoritarios y obtener escaños de forma equitativa. Técnicamente es posible. Falta la voluntad política para llevarlo a cabo. Y la reforma de la Ley Electoral es la llave para el resto de reformas democráticas necesarias para lograr una democracia del siglo XXI, capaz de gestionar con participación ciudadana todos los grandes cambios que deberemos afrontar en la transción desde la agónica civilización industrial hacia la civilización del conocimiento y la sustentabilidad.
Hasta tanto eso se produzca este cambio necesario, la ciudadanía tiene la palabra el domingo y puede romper el círculo vicioso del voto útil. Son tiempos acelerados y decisiones equivocadas hoy tendrán graves consecuencias sociales, económicas y ambientales. No tenemos tiempo que perder. Un tercio del electorado tiene la llave. Son los indecisos, los cansados de los partidos tradicionales y los disconformes con las reglas de juego. Si se quedan en su casa favorecen que todo siga igual. Si votan útil favorecen que todo siga igual. Si votan el partido con el que se sienten más representados, si votan a la opción que considera tiene mejor discurso, propuestas más innovadoras y acertadas y mejores candidaturas, pueden dar el domingo un vuelco al panorama electoral. Es posible. Para eso te pido una ayuda activa, estés más o menos de acuerdo con la opción que Equo representa. Por democracia, te pido que circules este mensaje. PODEMOS DAR UN VUELCO A LAS ENCUESTAS. URGE HACERLO. NO PODEMOS PERMITIRNOS SEGUIR POR EL CAMINO QUE VAMOS, PARALIZADOS, SIN IDEAS, CON CORRUPCIÓN ESTRUCTURAL, NI PODEMOS PERMITIRNOS UN CAMBIO QUE NOS LLEVA A DAR PASOS ATRÁS.

Acerca de estebandemanueljerez
Candidato por Equo a las elecciones municipales de mayo Sevilla 2015. Soy profesor de la Escuela de Arquitectura de Sevilla desde 1990. Estoy convencido del potencial que tiene la educación tanto para el desarrollo personal como para la transformación social y lo vengo practicando a través de proyectos de innovación que implican a estudiantes y profesores en problemas reales de la ciudad, trabajando con los ciudadanos para hacer afrontarlos. Así hemos colaborado con asociaciones de vecinos de La Bachillera, El Cerro del Águila, Su Eminencia, Padre Pío, San Luis-Alameda, Pajaritos,... (en Sevilla) y Jnane Aztout (Larache) para mejorar sus barrios con criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental. He puesto en marcha con otros compañeros asignaturas como Hábitat y Desarrollo, el Máster en Gestión Social del Hábitat y la Revista Hábitat y Sociedad. Dirijo el grupo de investigación ADICI (Aula Digital de la Ciudad). Soy miembro de Universidad y Compromiso Social y del Colectivo Universidad frente a la Crisis.

One Response to Podemos romper el círculo vicioso del voto útil

  1. No sé cómo agradecer la toma de conciencia que supone este blog… Esteban, gracias a ti he descubierto a Edgar Morin, a confiar con racionalidad en el proyecto que supone Equo (después de un período como simpatizante dubitativo), a tener claro que para construir un mundo mejor mirar al pasado es obligatorio, pero insuficiente. Hacen falta nuevas utopías como motor de acción y he comprendido que las antiguas ideologías ayudan, pero no construyen por sí solas. A mis 23 años mi posición ha sido la del socialismo democrático, pero la conciencia ecológica supuso un fuerte impacto. Ahora comprendo que la equidad es indisociable del medio ambiente.
    Soy quien te preguntó por la definición ecosocialista de Equo en al entrevista de Público, por si lo recuerdas.
    Una vez más, gracias de corazón. Suerte el domingo.
    Alejandro

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: