#12M/15M: un año después seguimos caminando


el #12M/15M en Sevilla

Reportaje fotográfico de la manifestación del 12M/15M

Las manifestaciones convocadas el 12M en ciudades de toda España han puesto de manifiesto que el movimiento iniciado hace un año, el 15M, continúa. Y eso es una noticia, una gran noticia, en una sociedad acostumbrada a buscar la satisfacción inmediata de sus necesidades, al éxito rápido, a ver surgir movimientos de protesta que son flor de un día. Frente a quiénes piden resultados inmediatos a este movimiento,  frente a los impacientes de todo signo, frente a quiénes quisieran que este despertar de la ciudadanía nunca hubiera ocurrido, frente a quiénes lo denigran, la ciudadanía volvió a tomar las calles y a encontrase en las plazas. “Vamos despacio porque vamos lejos”. Lo que el 15M  pone de manifiesto es que estamos ante algo más que una crisis económica y financiera. Estamos ante un cambio de civilización. El 15 M ha hechado raices en los barrios y pueblos. Ayer se hizo visible en la manifestación de Sevilla: Asamblea de Alcosa, Montequinto, Jacaranda, Santiponce, … Como se hizo visible la confluencia de movimientos pacificistas, feministas, ecologistas, en defensa de la sanidad y la educación públicas, de las pensiones, del derecho al trabajo, a la vivienda…  Es verdad que tenemos que marcarnos objetivos concretos y alcanzables que signifiquen conquistas en un camino que va a ser largo. Y si hablamos de regeneración democrática, de devolver la soberanía al pueblo para poner a la economía al servicio de la sociedad, la reforma de la Ley electoral es la llave de todas las demás reformas, es la que puede permitir un parlamento verdedaramente representativo, unas votaciones en las que el concepto de voto útil no tenga sentido porque todos los votos valgan lo mismo y todas las opciones que se presentan tengan igualdad de oportunidades. Es la llave a una democracia participativa en todas las escalas. Es el camino para afrontar y tomar las riendas de los cambios que nos sacarán de la barbarie como único horizonte esperable de seguir por la senda marcada por el poder económico, político y mediático y nos abrirán las puertas hacia una civilización más humana, más solidaria, más equitativa, que sea verdaderamente sostenible en un planeta finito.

Acerca de estebandemanueljerez
Candidato por Equo a las elecciones municipales de mayo Sevilla 2015. Soy profesor de la Escuela de Arquitectura de Sevilla desde 1990. Estoy convencido del potencial que tiene la educación tanto para el desarrollo personal como para la transformación social y lo vengo practicando a través de proyectos de innovación que implican a estudiantes y profesores en problemas reales de la ciudad, trabajando con los ciudadanos para hacer afrontarlos. Así hemos colaborado con asociaciones de vecinos de La Bachillera, El Cerro del Águila, Su Eminencia, Padre Pío, San Luis-Alameda, Pajaritos,... (en Sevilla) y Jnane Aztout (Larache) para mejorar sus barrios con criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental. He puesto en marcha con otros compañeros asignaturas como Hábitat y Desarrollo, el Máster en Gestión Social del Hábitat y la Revista Hábitat y Sociedad. Dirijo el grupo de investigación ADICI (Aula Digital de la Ciudad). Soy miembro de Universidad y Compromiso Social y del Colectivo Universidad frente a la Crisis.

3 Responses to #12M/15M: un año después seguimos caminando

  1. Me ha encantado eso de que “Vamos despacio porque vamos lejos” y como bien dices los objetivos concretos nos ayudará no sólo a avanzar sino a conseguir que cada día haya más gente consciente de la necesidad de una democracia participativa.

  2. Gracias Karina por tu comentario. Aprovecho para añadir aquí este que me hace llegar por mail mi amigo Vicente Manzano: “Amigo, he intentado publicar un comentario a tu entrada en tu blog, pero parece que hay que hacerlo mediante wordpress, twitter… y no tengo esas cuentas, así que lo comparto contigo por este medio:

    Tenemos hastío de los partidos políticos. Poca esperanza en una población que juega mayoritariamente a la estética de la democracia sustitutiva. Ganas de hacer, de participar, de mover, ganas sin pulir. Nos hace falta ilusionarnos con otro juego, con una democracia real no sustitutiva ni periódica, sino continua y profunda, cotidiana. Pero no tenemos hábito de pensar políticamente, es decir, de identificar los problemas y, acto seguido, idear soluciones concretas, aplicables mañana por la mañana. El 15M sigue ilusionando, sigue creando atmósfera política y esperanza en un nuevo juego. Aunque es necesaria la fábrica de ganas sin pulir, necesitamos un “brazo armado” del 15M, armado con la actitud de parir medidas concretas para aplicar mañana por la mañana. El movimiento no puede ser eso. Si se concreta en su globalidad, mueve, se transforma en movimiento domesticado. Pero es importante que dé de comer a un nutrido subgrupo de concretoras y concretores cuya obsesión sea dar forma aplicable a las ideas. No hablo de leyes, no necesariamente, si no de prácticas.”

  3. Luis Morales dice:

    Efectivamente, esta crisis no es solamente económica o financiera, sino que estamos ante una crisis global y multidimensional, que diría Ramón Fernández Durán, con proyecciones (efectos) en múltiples direcciones: crisis política, económica, energética, ecológica, agroalimentaria, urbana, de transportes, etc. La verdadera crisis es de paradigma civilizatorio, de valores, y del sistema “democrático” en su conjunto, debido a su clara insuficiencia de fondo y forma, entre otras cuestiones. Es debido a esto de donde proceden todas las crisis enumeradas más arriba, que en realidad son sus efectos. La solución no está en intervenir en los efectos, mitigándolos, como nos propone el discurso oficial, lo cual nos conduce a una salida en falso a la crisis. Hemos de ir a las causas, a las verdaderas raíces del problema. De aquí saldremos con otro modelo de civilización, o no saldremos. Ya estamos alumbrando este cambio, este nuevo modelo de civilización, de hecho. Las contestaciones sociales en Grecia, España, Islandia, Wall Street, etc., las experiencias de trabajo colaborativo, bancos del tiempo, etc., etc., que trascienden la esfera de lo monetario y priman las relaciones sociales, el contacto humano y una economía verdaderamente al servicio del ser humano y no al revés, nos van señalando el camino. Vamos despacio porque vamos lejos, como ya se ha dicho por aquí. Esto no se consigue en pocos años, ni siquiera en varias décadas. El declive del imperio romano duró varios siglos. La civilización urbano-industrial y el sistema capitalista que la soporta, han hecho aguas y han entrado en un inexorable declive, pero aún se mantendrán con nosotros cierto tiempo más. Lo importante es que ya estamos dando pasos hacia el cambio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: