Una de cal y una de arena


 

Llevamos dos veranos seguidos en los que los mercados, y quiénes gobiernan para ellos, parecen empeñados en no dejarnos descansar. Los especuladores están aprovechando para hacer su agosto y los gobernantes se ocupan de que la factura la paguemos nosostros. El mal gobierno está dispuesto a dejar sin  pan ni casa a quiénes nada tienen, a negarles los 400 € que les corresponden a quiénes no tienen otros ingresos. Es otra línea roja que no  no podemos permitirnos  franquear. En ello estamos. Con cerca de seis millones de paradados, resultado del fracaso del modelo productivo impulsado por los sucesivos gobiernos de España y de las polítcas de recortes destructoras de empleo emprendidas tras el estallido de la crisis, esta medida es socialmente cruel y radicalmente injusta. No se puede amnistiar a los grandes defraudadores y quitar el dinero a los pobres para salvar a los banqueros. Acciones como las organizadas por el SAT, con el asalto a los supermercados, ponen el dedo en la llaga. Si el Estado abandona cualquier principio de justicia y de equidad social está éticamente justificado dar de comer a quiénes nada tienen tomándolo de a quiénes sobra. Así se lo recuerda el teólogo González Faus al ministro de interior. Y el economista Juan Torres, compañero admirado, saca las cuentas traduciendo a carritos de comida, algunos de los grandes robos consentidos y amparados por el gobierno. Al gobierno de los mercados le indigna que los jornaleros no les dejen descansar en agosto. Les indigna que el asalto organizado a los (super)mercados pueda dañar la imagen de España. No se dan cuenta de que para dañar la  imagen de España les basta y sobra con nuestro presidente de gobierno. Yo más bien veo que  los jornaleros del  SAT nos dan una lección de dignidad. ¡Y han dado en la diana!

Tenemos que aprovechar el verano para recargar energía, las vamos a necesitar para el largo y duro otoño que nos  espera. Y para ello es muy recomendable leer y practicar lo que nos recuerda Almudena Grandes. Podemos ser felices disfrutantando de los placeres de la vida que son casi gratis. Como subir a este maravilloso ibón pirenaico,o  pasear o caminar por nuestro pueblo o ciudad, o tomar una cervecita o un vino fresquito en buena compañía en la azotea de casa. ¡Feliz verano!

Acerca de estebandemanueljerez
Candidato por Equo a las elecciones municipales de mayo Sevilla 2015. Soy profesor de la Escuela de Arquitectura de Sevilla desde 1990. Estoy convencido del potencial que tiene la educación tanto para el desarrollo personal como para la transformación social y lo vengo practicando a través de proyectos de innovación que implican a estudiantes y profesores en problemas reales de la ciudad, trabajando con los ciudadanos para hacer afrontarlos. Así hemos colaborado con asociaciones de vecinos de La Bachillera, El Cerro del Águila, Su Eminencia, Padre Pío, San Luis-Alameda, Pajaritos,... (en Sevilla) y Jnane Aztout (Larache) para mejorar sus barrios con criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental. He puesto en marcha con otros compañeros asignaturas como Hábitat y Desarrollo, el Máster en Gestión Social del Hábitat y la Revista Hábitat y Sociedad. Dirijo el grupo de investigación ADICI (Aula Digital de la Ciudad). Soy miembro de Universidad y Compromiso Social y del Colectivo Universidad frente a la Crisis.

One Response to Una de cal y una de arena

  1. romeruica dice:

    IU, habla de reponer esos 400 euros sólo a familias, pero ¿cuántos adultos hay viviendo sin estar incluido en esta institución que viven sin ingresos y que realmente quedan excluidos socialmente sin posibilidad de regreso? Aparte, no sólo reponer los 400 euros a aquellos que se le acaba el subsidio. Hay casos que el subsidio acabó hace un año y no tienen ningún tipo de ingresos; esto provoca aún más exclusión. Lo viable es una renta social universal, por la que muchos luchan, incluso la Consejería de Presidencia solicitó un estudio que da viabilidad a esta posibilidad, por tanto, ¿por qué no activarla? Es de necesaria urgencia soluciones inmediatas. Violencia se prevé, según Chamizo, y esto es sumamente preocupante. Aprendamos de la colectividad y de la cooperación en Sevilla y Andalucía. Equo es defensor de esta renta universal pero hay que dar pasos y crear un tejido social que exija solventar esta insostenible situación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: