¿Se puede pedir, y esperar, más y mejor democracia al parlamento andaluz?

La iniciativa de reformar la ley electoral está en marcha. Era un compromiso de gobierno de la anterior legislatura y en esta se ha puesto en marcha una comisión de trabajo a petición de Ciudadanos. Izquierda Unida nos invitó a presentar nuestras propuestas. Las mismas, contextualizadas a día de hoy, que presentáramos en 2013. ¿Cómo fueron recibidas? Podéis verlo y formaros una opinión por vosotros mismos en la grabación de la sesión del parlamento.

 

En mi opinión, quedó claro que es cuestión de voluntad política de las fuerzas hoy mayoritarias, PSOE y PP, sobrerepresentadas. Si quieren, pueden hacer una reforma de la Ley Electoral que haga de Andalucía un refernte en España y nivel internacional. Una ley que limite el presupuesto de las campañas: aquí si es necesaria la austeridad. Una ley que fije condiciones iguales de partida en el juego electoral. Una ley que permita biodiversidad política en el parlamento para que todas las voces significativas estén representadas. Necesitamos más y  mejor democracia, en forma y en contenido. Esta es sólo una primera medida, necesaria pero no suficiente. Pero ante el resquebrajamiento de la credibilidad de la democracia, por vaciamiento de contenido, por connivencia entre poder político y poder económico, con sus puertas giratorias y la corrupción generalizada e insoportable en la que vivimos, un gesto importante es necesario. Esperemos que así sea y que a continuación podamos empezar a hablar de nuestra segunda propuesta: abrir el parlamento a la ciudadanía a través de una reforma que haga más ágil y más lleno de contenido el escaño 110

Copio aquí el texto completo que presenté a la comisión: Leer más de esta entrada

Anuncios

¿Necesitamos más o menos democracia? Propuesta de Reforma de la Ley electoral en Andalucía

 
Esta tarde defenderé en el grupo de trabajo del parlamento de Andalucía la propuesta de Reforma de la Ley Electoral que elaboramos en Equo Andalucía en 2013. Esta medida se complementaba con la propuesta de ampliar de contenido el Escaño 110, el que permite defender Iniciativas Legislativas Populares en el parlamento. Queríamos facilitar la recogida digital de firmas para esas iniciativas y que, desde el escaño 110, la ciudadanía pudiese proponer y defender directamente iniciativas o hacer preguntas de control parlamentario.
En su momento no tuvimos respuesta a nuestras propuestas. Parecían haber caído en una papelera en lugar de haber sido depositadas en un registro de la institución parlamentaria. Pero esta tarde, cuatro años después, tendré la oportunidad de defender un cambio en la Ley electoral para lograr que todos los votos valgan lo mismo, para eliminar las barreras que impiden que todas las voces estén representadas en el parlamento.
Estamos en una encrucijada en este mundo en crisis. Necesitamos más y mejor democracia si queremos recuperar el afecto y la implicación de la sociedad en la POLIS, en el espacio público de decisión sobre los asuntos de la vida en común. Sin una ciudadanía activa que se sienta corresponsable y tenga capacidad de decisión sobre lo público, cotidianamente, no habrá cambio de rumbo para una civilización que va al colapso.
Si no lo hacemos, si esa mayor democracia no se plasma en políticas equitativas, socialmente incluyentes y ambientalmente sostenibles, no habrá Macron, Clinton, … que puedan evitar que las Le Pen (Francia), los Trump (USA), los Wilders (Holanda), los Hofer (Austria) y otros similares acaben ganando, como ya lo ha hecho Trump, como expresión de la rabia que sienten los ciudadanos ante un mundo que se les cae encima y los aplasta, cuando no los excluye. Y no son opciones populistas las que vienen, son fascistas.
Bien lo explica Olga Rodríguez: “Desde hace un tiempo el establishment, lejos de asumir que es hora de pasar página, de apostar por más democracia y menos saqueo, por más igualdad y menos estafa, prefiere una huida hacia adelante con la esperanza de poder seguir como hasta ahora”. Es vana su esperanza.

Leer más de esta entrada

A propósito del despropósito de José Carlos Díez: ¿por qué es mejor la Renta Básica Universal?

renta-basica_ediima20140118_0107_5

http://www.eldiario.es/juanlusanchez/Francotiradores_6_604799540.html

El despropósito de José Carlos Díez con sus declaraciones en las que argumentaba que si en España implantáramos una Renta Básica habría que poner francotiradores en nuestras fronteras, nos ofrece la oportunidad de entrar al fondo de la cuestión. ¿Cómo podemos erradicar la pobreza y reducir drásticamente, hasta límites éticamente aceptables, la desigualdad en España y a nivel mundial? Es un tema que me imagino se seguirán preguntando los socialdemócratas, pese a las declaraciones del coordinador de su ponencia económica. Desde luego desde la ecología política lo hacemos. Tras un largo debate madurado entre la primera y la segunda asamblea, en Equo apostamos por la Renta Básica Universal como herramienta para lograrlo, frente a la alternativa de la Renta Mínima Garantizada que resultó ganadora en nuestra primera asamblea. La principal diferencia entre ambas es el carácter universal e incondicional de la primera, frente a la condicionalidad de la segunda. Si ambas se plantearan como objetivo garantizar ingresos mínimos para toda persona, sin condiciones, el debate debería ser fundamentalmente técnico. Voy a tratar de argumentar por qué esta medida es una de las piezas clave de la política social del siglo XXI y cómo podemos implantarla, tras un proceso deliberativo bien informado. Insisto en lo de bien informado porque las declaraciones más frecuentes de responsables políticos y de periodistas adolecen, bien de falta de información, bien de información sesgada.  Leer más de esta entrada

Sobre la huelga de hambre de Paco Vega por la Renta Básica

Paco Vega. Foto: EuropaPress

Paco Vega en el Parlamento Andaluz. Foto: Europa Press

Paco Vega, como antes Francisco Casero, apela a la sociedad para que despierte y ponga fin a un estado de cosas profundamente injusto. Sí, es la sociedad la única que puede hacerlo. La única que puede dar la vuelta al insensato e injusto orden de valores que tenemos en el que todo gira alrededor del dinero, del derecho de unos pocos a enriquecerse sin límites a costa de una mayoría que no tiene lo suficiente para vivir, que no encuentra un horizonte de futuro, y de traspasar los límites del ecosistema del que depende la vida. Cambiar esto es misión de la política. Pero no se puede esperar que lo haga quién gobierna Andalucía ni quién gobierna España con su apoyo. Sólo puede hacerlo una sociedad que deje de mirar para otro lado mientras nos precipitamos al abismo por superar los límites: de la injusticia social y ambiental. Paco Vega, Tu gesto valiente y profundamente ético, tu huelga de hambre, también tiene que tener límite. Has dado un aldabonazo. Refuerzas la convicción de quiénes pedimos el cumplimiento del estatuto y de la Carta Social Europea, cuando dicen que todo ser humano debe disponer de un mínimo vital y que ese límite debe estar en el umbral de la pobreza. Es cuestión de equidad en el reparto de los beneficios que toda la sociedad genera y que hoy acapara un grupo cada vez más reducido de enriquecidos, sí, por unas reglas injustas globalmente establecidas, con paraísos a medida, con entidades pantalla, con cohortes de abogados,… ante la mirada indiferente de la mayoría. Así nos lo recuerda esta tribuna de la Plataforma por la Renta Básica, de Sevilla, en el Pais. Reconocimiento y agradecimiento sin límites a tu gesto Paco. Es el momento de continuar la lucha por otros medios

Sobre los retos de la Agenda Urbana Mundial

20160527_212928

Cualquier profesional que se  enfrentado a un proyecto de cooperación al desarrollo en hábitat social sabe que necesita cambiar su mirada y adquirir herramientas no adquiridas durante el grado. Si es arquitecto en seguida comprenderá que va a necesitar algo más que habilidades para diseñar objetos. El diseño de procesos será determinante. Procesos en los que tendrá que colaborar con una gran variedad de agentes, institucionales, populares y profesionales de distintas áreas. También se habrá enfrentado a la necesidad de repensar las técnicas y tecnologías que usa. En el marco del subprograma “Vivienda de Interés Social” del programa de cooperación latinoamericano CYTED hemos escrito y debatido mucho sobre la cuestión de las tecnologías apropiadas y apropiables, duras y blandas (sociales). Y aquellos que hemos trabajado en cooperación internacional al desarrollo hemos tenido la experiencia de aprender conocimientos y metodologías que nos son útiles para intervenir en cooperación al desarrollo local. Hemos aprendido de la práctica propia y de la de otros colegas. Durante las últimas décadas se ha producido un vivo intercambio de conocimientos y experiencias entre profesionales y movimientos sociales “viviendistas” de América Latina y la península ibérica, completado en nuestro caso con Marruecos. Y hemos compartido la convicción de que es preciso crear espacios de formación en grado y en postgrado para transmitir los conocimientos y los métodos que precisan los profesionales que van a intervenir en circunstancias complejas de hábitat, con escasez de recursos, con conflictos de intereses en juego, como ocurre en situaciones de precariedad y pobreza. Pero como ocurre también en  cualquier contexto, de los que consideramos desarrollados, y que precisan afrontar procesos de crisis, de colapso o de prevención de situaciones críticas y de colapso. En realidad toda la civilización se encuentra al borde hoy del colapso y por tanto toda ella está expuesta y necesitada de emprender procesos sociales de cambio o de adaptación a los cambios.

La reciente cumbre mundial Hábitat III de Quito, con la elaboración de la Agenda Urbana, ha sido una buena ocasión para tomar el pulso al consenso internacional logrado sobre cuáles son los retos que han de afrontar las ciudades y el conjunto de los asentamientos humanos en los próximos veinte años. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: