#12M/15M: un año después seguimos caminando

el #12M/15M en Sevilla

Reportaje fotográfico de la manifestación del 12M/15M

Las manifestaciones convocadas el 12M en ciudades de toda España han puesto de manifiesto que el movimiento iniciado hace un año, el 15M, continúa. Y eso es una noticia, una gran noticia, en una sociedad acostumbrada a buscar la satisfacción inmediata de sus necesidades, al éxito rápido, a ver surgir movimientos de protesta que son flor de un día. Frente a quiénes piden resultados inmediatos a este movimiento,  frente a los impacientes de todo signo, frente a quiénes quisieran que este despertar de la ciudadanía nunca hubiera ocurrido, frente a quiénes lo denigran, la ciudadanía volvió a tomar las calles y a encontrase en las plazas. “Vamos despacio porque vamos lejos”. Lo que el 15M  pone de manifiesto es que estamos ante algo más que una crisis económica y financiera. Estamos ante un cambio de civilización. El 15 M ha hechado raices en los barrios y pueblos. Ayer se hizo visible en la manifestación de Sevilla: Asamblea de Alcosa, Montequinto, Jacaranda, Santiponce, … Como se hizo visible la confluencia de movimientos pacificistas, feministas, ecologistas, en defensa de la sanidad y la educación públicas, de las pensiones, del derecho al trabajo, a la vivienda…  Es verdad que tenemos que marcarnos objetivos concretos y alcanzables que signifiquen conquistas en un camino que va a ser largo. Y si hablamos de regeneración democrática, de devolver la soberanía al pueblo para poner a la economía al servicio de la sociedad, la reforma de la Ley electoral es la llave de todas las demás reformas, es la que puede permitir un parlamento verdedaramente representativo, unas votaciones en las que el concepto de voto útil no tenga sentido porque todos los votos valgan lo mismo y todas las opciones que se presentan tengan igualdad de oportunidades. Es la llave a una democracia participativa en todas las escalas. Es el camino para afrontar y tomar las riendas de los cambios que nos sacarán de la barbarie como único horizonte esperable de seguir por la senda marcada por el poder económico, político y mediático y nos abrirán las puertas hacia una civilización más humana, más solidaria, más equitativa, que sea verdaderamente sostenible en un planeta finito.

A %d blogueros les gusta esto: