El Juego de Tronos de Susana Díaz

 

Banco-Santander-credito-Andalucia-millones_EDIIMA20140115_0704_13

 

Dice Pablo Iglesias que su serie favorita es Juego de Tronos y que la de Pedro Sánchez es Perdidos. Ante ese planteamiento, Susana Díaz reta a Pablo Iglesias adelantando las elecciones en Andalucía para plantear la primera batalla con Podemos en su campo, sin darle tiempo a organizarse. Si le sale la jugada, si logra ganar las elecciones, es decir si logra ser el partido más votado en Andalucía derrotando tanto a PP como a Podemos, se habrá apuntado un tanto definitivo en su pugna con Pedro Sánchez por hacerse con el liderazgo del PSOE. Un Pedro Sánchez que efectivamente ha dado muestras suficientes de estar perdido. El siguiente paso será presentarse como candidata a la presidencia del gobierno por el PSOE, desbancando a Pedro Sánchez, y dejar Andalucía. Dejará, con toda probabilidad, una Andalucía más difícil de gobernar que la que ahora tiene. La razón de falta de estabilidad, aportada por Susana Díaz para dejar a IU en la estacada, carece de toda credibilidad. Tenía pacto con un socio que necesitaba desesperadamente justificar su presencia en el gobierno pudiendo presentarse con el balance de objetivos políticos cumplidos: cambio de ley electoral hacia un sistema realmente proporcional, aprobación de Ley de Participación Ciudadana, política de vivienda innovadora orientada a promover el alquiler social, las cooperativas y la rehabilitación urbana sostenible, movilidad sostenible, … IU sin esos objetivos no va a poder contrarrestar el haber apoyado con los presupuestos los recortes en salud y educación, el hacer cargar en los empleados públicos el peso del ajuste presupuestario. Por tanto no había riesgo de ruptura del gobierno por su parte, Susana lo sabía, tenía la sartén por el mango. IU hasta el final ha estado defendiendo el pacto del gobierno. Ha perdido la batalla de juego de tronos en Andalucía ante una presidenta cuyo principal valor es ser una maestra demostrada en ese juego. ¿Y Andalucía qué papel juega en este Juego? Leer más de esta entrada

Anuncios

Porque Podemos Ganar y es necesario, #GanemosSevilla

10491244_290975837757188_5909025103152197453_n

Ayer, en una de las tardes más calurosas del verano menos caluroso que recordamos en Sevilla, nos dimos cita más de setenta personas, convocados por Constituyentes, para dar un segundo paso en el proyecto de Ganemos Sevilla. En la plaza del Pumarejo, en la sede de En Lucha, nos encontramos, en una “asamblea sauna” como la llamó Alfonso Romera,  personas que venimos confluyendo en las reivindicaciones por los derechos sociales, por una democracia real, por la mejora de nuestros barrios, por una economía al servicio de las personas, en defensa de los servicios públicos, en defensa de la naturaleza, mujeres comprometidas en la lucha por la igualdad, en la lucha por el derecho a la vivienda, gente de Sevilla ciudad y gente que  quiere impulsar el proceso Ganemos en sus pueblos, universitarios comprometidos, jóvenes y jubilados. Había gente curtida en el 15M, en la Asamblea Ciudadana de Sevilla, en las Marchas por la Dignidad del 22M y gente ilusionada por la posibilidad de cambio real abierta el 25M con la irrupción de Podemos. Había una nutrida presencia activa de gente de equo, de Izquierda Unida y de Podemos, todos a título personal. Representes de Izquierda Abierta, del Frente Cívico, de Attac, del Partido Humanista, miembros de Primavera Andaluza… Para que esta confluencia sea posible ha tenido que producirse un movimiento de abajo a arriba, un movimiento social despertado por el 15M, articulado en mareas ciudadanas, puesto en marcha por la dignidad, hecho visible por primera vez en las urnas el 25M. Ha sido necesario que Ada Colau aglutine en torno la proyecto Guayem Barcelona al movimiento ciudadano y las organizaciones sociales y políticas que coinciden en el objetivo general de ganar el ayuntamiento para ponerlo al servicio de la ciudadanía, gobernando obedeciendo el mandato de la mayoría social. Ha sido necesario aprender que no basta un Frente de Izquierdas, y que los movimientos sociales necesitan encontrar un formato de hacer política nuevo, alejado de la vieja política burocratizada y hecha de arriba a abajo. Un formato de nueva política dónde sea posible la confluencia de personas no organizadas y personas organizadas para configurar candidaturas ciudadanas mixtas. Necesitamos un modelo organizativo capaz de hacer efectiva una democracia participativa. Para que el programa de gobierno para la ciudad que queremos lo hagamos sumando a todas las personas que tienen algo que aportar.  Leer más de esta entrada

De la abstención como protesta al voto masivo alternativo en las urnas

quicapglo
Hace tiempo que tengo pendiente escribir unas breves reflexiones sobre el polémico libro de José Manuel Naredo, Europa y las elecciones europeas: la abstención como protesta. Y hoy me llega al correo una invitación a asistir al debate que seguirá a la presentación del libro en Sevilla el próximo día 22 de mayo. Lamentablemente no podré asistir al mismo. Y lo lamento porque me encantaría discutir este tema con las personas que van a estar en la mesa y las que admiro pese a que creo que en esto están equivocados de dirección justamente 180º.
Lo voy a hacer desde mi experiencia durante años como activista del voto en blanco y de la abstención como protesta.
Hace ya tres años que pasé de la indignación a la organización para reiniciar la democracia desde las instituciones y crear espacios de democracia participativa desde los que poder gestionar en beneficio de la sociedad, y en equilibrio con la naturaleza, la crisis civilizatoria a la que nos enfrentamos. No se puede estar indefinidamente en contra del sistema esperando a ver si llega el cataclismo que acabe con él, como probablemente ocurrirá. Hay un momento en que tienes que tomar la iniciativa y dedicar tu tiempo, tu capacidad de pensamiento, de emoción y de acción a tratar de movilizar a los indignados hacia un proyecto transformador, también desde las instituciones, porque ese cataclismo, si se produce, puede acarrear millones de víctimas. Yo di ese paso en primavera de 2011 después de leer en el Cabo de Gata el último libro de Ramón Fernández Durán, su libro testamento. La Quiebra del capitalismo globlal: 2004-2030. Ramón, que fue un activista enredante, entusiasmante y contagioso toda su vida, nos llamaba a tomar las instuciones para tratar de mitigar y corregir los efectos devastadores de esta quiebra. En esta línea está extendiéndose por Europa el movimiento de ciudades en transición. Y plasmar esas iniciativas en propuestas políticas es mi próximo objetivo para las municipales.

Leer más de esta entrada

¿Qué nos jugamos en las próximas elecciones europeas?

Esta es una pregunta que exige que nos paremos a reflexionar de forma individual y colectiva porque nos jugamos mucho. Es una pregunta con la que llamo a iniciar urgentemente un debate abierto y amplio sobre la estrategia de Equo ante las próximas elecciones europea. Es un debate que tenemos que hacer como parte activa de la sociedad, porque Europa, otra Europa, es necesaria para recuperar la confianza en el futuro. La que ahora tenemos es parte fundamental del problema. De ella emanan las políticas que están destruyendo las bases de nuestra cohesión social, en beneficio de bancos, oligopolios y grandes conglomerados internacionales. Como partido tenemos que reflexionar sobre cómo podemos contribuir mejor a cambiar Europa. Si acertamos a hacerlo daremos un gran paso en la consolidación del proyecto de la Ecología Política en España. Tengo la convicción de que en estas elecciones Equo puede jugar un papel clave como catalizador de una respuesta audaz, a la altura de los retos que nos plantean estas elecciones. Y que en la medida de que acertemos a jugarlo saldremos fortalecidos como organización. Para ello es preciso entender que no nos encontramos frente a unas elecciones europeas más, en la que es suficiente con elaborar un buen programa, elegir buenos candidatos por primarias y lograr algún tipo de coalición que ponga a nuestro alcance la consecución de un diputado.

Leer más de esta entrada

Sobre el cambio de gobierno en Andalucía y la salida de la crisis

plataforma_solucar

Por segunda vez consecutiva, las andaluzas y andaluces vamos a tener un presidente, una presidenta en este caso, que no hemos votado. Es un síntoma más de la decadencia del gobierno del PSOE en Andalucía y una muestra de falta de respeto a la ciudadanía. Imita la mala práctica del relevo de Gallardón en el ayuntamiento de Madrid y de Esperanza Aguirre en el de la comunidad. Son cambios que en una democracia seria pasarían por la convocatoria de nuevas elecciones.

El cambio de gobierno que se está produciendo en Andalucía, empezando por el relevo en la presidencia, en unos momentos en que la comunidad se desangra por el paro y la falta absoluta de futuro que perciben nuestros jóvenes, es una buena oportunidad para repensar, desde la sociedad, sobre la prioridades que debería acometer el nuevo gobierno de Andalucía para que recuperemos la confianza en nuestras instituciones y en nuestro futuro. La confianza en la Junta de Andalucía no sólo está muy dañada por el hecho de que en su seno se haya fraguado la corrupción en torno a los EREs. Lo está porque da la impresión de que la institución se ha quedado paralizada, sin ideas ni capacidad de respuesta a la crisis. Ambas razones están detrás de la dimisión de Griñán tal y como él mismo ha declarado.

Lástima que estas evidencias no las hubiera calibrado antes el ex-presidente. Tengo la sensación de que Griñán nos ha hecho perder un tiempo precioso. Si hubiera considerado a tiempo estas razones lo lógico hubiera sido que no se hubiera presentado a las elecciones. El escándolo de los EREs, del que antes o después tenía que ser consciente que le tocaría asumir responsabilidades, como consejero que fue de economía, era razón más que suficiente como para que hubiera tenido la prudencia de no comprometer el gobierno de Andalucía. Pero es que además, su carencia de ideas no es nueva, ni producto exclusivo de la presión que el escándalo de corrupción ha ejercido sobre su gobierno. De su primer periodo como presidente no queda ninguna aportación significativa para impulsar Andalucía. Griñán no fue capaz de evitar que perdiéramos las Cajas de Ahorro, se limitó a aplicar recortes que de hecho dañaron gravemente las políticas de salud y educación y desmantelaron la mayor parte de las políticas públicas de vivienda, comercio, turismo, etc. No aportó nada para sacar a la agricultura de su postración ni para impulsar la transición del modelo energético en nuestra comunidad. Era necesario dar un giro a las políticas públicas pero en lugar de ello la administración, bajo su presidencia, cayó en un pesimismo inactivo letal, tanto para la moral de los empleados públicos como para la sociedad en su conjunto. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: