Sousa Santos llama a la movilización ciudadana para reinventar la democracia en Europa

MareaCiudadana

Sousa Santos pone el dedo en la llaga. La crisis de Europa es una crisis de pérdida de democracia, algo señalado por el movimiento de los indignados, y sólo será posible salir de ella con un proceso de movilización ciudadana que ponga en marcha una revolución democrática. Esta ausencia de democracia es la que está posibilitando el desmontaje de los sistemas públicos de educación y salud y los recortes de derechos económicos, políticos y sociales. Los gobiernos no nos representan. Obedecen y representan los intereses de los bancos alemanes, con la complicidad de la Troika. Sus soluciones, lo saben, matan al enfermo. Lo han hecho allí dónde las han aplicado. Y mientras los europeos no nos quitemos los prejuicios coloniales nos perderemos la oportunidad de aprender de quiénes desde América están encontrando la vía para salir de la crisis. Europa decidió en la Estrategia de Lisboa la demolición del sistema social que habíamos construido. La crisis les ha brindado a los gobiernos europeos, apoyados por los bancos y los medios de comunicación mayoritarios, ha aplicar estas políticas que no hubieran podido aplicar de otra manera. Leer más de esta entrada

Una estrategia alternativa para salir de la crisis

* La versión primera de este documento la escribí para la conferencia que impartí invitado por el Círculo de Artesanos de Sanlúcar de Barrameda, el pasado día 9 de febrero de 2012

Imagen tomada de Paisaje del Retroprogreso, de José Luis Tirado

Voy a proponer una reflexión en tres pasos para definir una estrategia que nos permita encontrar una salida ala crisis. Unasalida alternativa a la que nos están imponiendo desde los mercados, las instituciones financieras y Europa con la colaboración necesaria de nuestros gobiernos, el actual y el anterior. Una salida que nos permita profundizar la democracia y colocar las cosas en su sitio, la economía financiera al servicio de la economía productiva y esta al servicio del bien común, en equilibrio con la naturaleza.

En primer lugar, es preciso ser conscientes de que nos enfrentamos a una crisis más profunda, compleja y duradera de lo que el discurso político, económico y de los medios de comunicación nos permite vislumbrar: Nos enfrentamos a una crisis de civilización, de la civilización industrial. No es una crisis pasajera más del capitalismo. En los próximos años vamos a ir de crisis en crisis y tendremos que aprender a gestionarlas bien y anticiparnos si no queremos que la sociedad quede muy dañada y con ella las bases de nuestra convivencia. Necesitamos tener una comprensión adecuada de la crisis para poder enfrentarnos a ella actuando sobre sus verdaderas causas.

En segundo lugar, Necesitamos tener una visión del futuro al que nos queremos dirigir, a un futuro posible, a nuestro alcance. Necesitamos una utopía que guíe nuestros pasos, que nos permita andar con paso firme, tomar las decisiones que resuelvan las urgencias de hoy poniendo los cimientos del mañana. Esa utopía será la guía que nos permitirá empezar, ya, sin pérdida de tiempo, la gran transición hacia la sociedad del futuro que necesariamente deberá ser sostenible simultáneamente desde el punto de vista económico, social, político y ambiental.

En  tercer lugar, el cambio de civilización sólo puede ir de abajo a arriba, de la sociedad al gobierno, y no al revés. La transición hacia una nueva civilización ya ha empezado, ya podemos reconocer sus semillas y sus brotes verdes. Pero siendo esto verdad, es necesario que nos demos cuenta de la importancia de que desde el parlamento y desde el gobierno de Andalucía se apoye esta transición. Necesitamos que desde el parlamento andaluz y desde el gobierno de Andalucía se impulse esta transición, se facilite la tarea de los pioneros que están hoy construyendo la civilización del mañana.

Partiendo de esta estructura me propongo fundamentar una estrategia para Andalucía que me propongo someter a debate, publicándolo en tres partes. Leer más de esta entrada

La ceguera política que gobierna Europa

No es verdad que los recortes sean necesarios para solucionar el problema de la deuda griega. Grecia no necesita más recortes, necesita un plan de inversiones para hacer su propia transición hacia una economía sostenible. Ningún pais nunca ha salido de una crisis sólo con medidas de recortes de gasto y con depresión de su sector público. Sólo una ceguera ideológica puede mantener hoy ese discurso.  Leer más de esta entrada

sobre la austeridad y la salida decrecentista a la crisis

No es casualidad que, en el debate sobre la reforma constitucional, se hayan priorizado las cuestiones formales sobre el fondo porque entre otras cosas, de prosperar ésta, no habrá margen para discutir sobre el fondo. Se habrá dejado fuera de la discusión política e ideológica una determinación que no es técnica, ni neutral, sino ideológica. Leer más de esta entrada

El estado de la nación

Desayuno con los desayunos de la TVE

debaten sobre el debate del Estado de la Nación

Todos están de acuerdo

nada nuevo, un dejá vu,

nueva petición de adelanto electoral,

agotamiento de ideas del gobierno

falta de ideas de la oposición

¡Qué lejos están de las preocupaciones de la calle!,

¡Qué lejos de la petición de reformas democráticas!

¡Qué lejos de plantear un debate sobre cómo hacer frente a la especulación

de los mercados sobre la póliza de riesgo de la nación!

¡Qué lejos de representarnos!

En una cosa están de acuerdo

Ambos, gobierno y oposición,

coinciden en repetir que no somos griegos

Ambos quieren que el pueblo griego pague

que el parlamento apruebe las medidas que

les imponen el FMI, el BCE y la UE

Ambos quieren que no representen a los griegos

que se concentran en la Plaza Syntagma

contra las medidas que los mercados quieren

que apruebe el parlamento

Nosotros les decimos

Todos somos griegos

Otra Europa es necesaria

El debate sobre el estado de la Nación

se traslada a la plaza

A %d blogueros les gusta esto: