#12M/15M: un año después seguimos caminando

el #12M/15M en Sevilla

Reportaje fotográfico de la manifestación del 12M/15M

Las manifestaciones convocadas el 12M en ciudades de toda España han puesto de manifiesto que el movimiento iniciado hace un año, el 15M, continúa. Y eso es una noticia, una gran noticia, en una sociedad acostumbrada a buscar la satisfacción inmediata de sus necesidades, al éxito rápido, a ver surgir movimientos de protesta que son flor de un día. Frente a quiénes piden resultados inmediatos a este movimiento,  frente a los impacientes de todo signo, frente a quiénes quisieran que este despertar de la ciudadanía nunca hubiera ocurrido, frente a quiénes lo denigran, la ciudadanía volvió a tomar las calles y a encontrase en las plazas. “Vamos despacio porque vamos lejos”. Lo que el 15M  pone de manifiesto es que estamos ante algo más que una crisis económica y financiera. Estamos ante un cambio de civilización. El 15 M ha hechado raices en los barrios y pueblos. Ayer se hizo visible en la manifestación de Sevilla: Asamblea de Alcosa, Montequinto, Jacaranda, Santiponce, … Como se hizo visible la confluencia de movimientos pacificistas, feministas, ecologistas, en defensa de la sanidad y la educación públicas, de las pensiones, del derecho al trabajo, a la vivienda…  Es verdad que tenemos que marcarnos objetivos concretos y alcanzables que signifiquen conquistas en un camino que va a ser largo. Y si hablamos de regeneración democrática, de devolver la soberanía al pueblo para poner a la economía al servicio de la sociedad, la reforma de la Ley electoral es la llave de todas las demás reformas, es la que puede permitir un parlamento verdedaramente representativo, unas votaciones en las que el concepto de voto útil no tenga sentido porque todos los votos valgan lo mismo y todas las opciones que se presentan tengan igualdad de oportunidades. Es la llave a una democracia participativa en todas las escalas. Es el camino para afrontar y tomar las riendas de los cambios que nos sacarán de la barbarie como único horizonte esperable de seguir por la senda marcada por el poder económico, político y mediático y nos abrirán las puertas hacia una civilización más humana, más solidaria, más equitativa, que sea verdaderamente sostenible en un planeta finito.

Anuncios

La ceguera ideólogia liberal, principal obstáculo para salir de la crisis

El principal problema que tenemos para afrontar los ataques especulativos contra la Deuda Pública, en España y el resto de Europa, es la ceguera ideológica. Sólo cuando nos demos cuenta del fracaso del neoliberalismo, impuesto como pensamiento único, saldremos de esta. No sirve de nada dar más poder al BCE si lo gobierna un neoliberal y no cambiamos las reglas del juego. Mientras el BCE siga prestando dinero a los bancos al 1% para que estos compren Deuda Pública española al 7%, asfixiando nuestra economía y enriqueciendo a los especuladores, seguiremos atrapados en un círculo vicioso. ¿Por qué no cambiamos las reglas para que el Banco Central Europeo pueda comprar directamente Deuda Española al 1%? ¿Por qué no plantean esto ni PP ni PSOE?. España se ahorraría dar un 6% a los bancos y estos se dedicarían a lo que se tienen que dedicar: prestar dinero para inversiones en la transición del modelo energético y productivo, urgente y apremiante tarea. Ahí es dónde tenemos que recortar gastos, en los intereses de la Deuda Pública. Algo tan sencillo como esto, defendido desde hace tiempo por economistas como Juan Torres, no lo hacemos porque no queremos. Y no queremos porque no sabemos que es posible. Y no sabemos que es posible porque prensa, banqueros y partidos mayoritarios (y adláteres como UPD y nacionalistas) usan todos las gafas neoliberales. En esas circunstancias, lo prioritario es empezar a apoyar proyectos nuevos sin hipoteca neoliberal (habrá un día, próximo espero, en que el PP y el PSOE se cambien las gafas neoliberales) ni de otro tipo. Pero hoy no podemos esperar a que lo hagan. No tenemos tiempo que perder. Votemos a opciones claramente superadoras del neoliberalismo. Leer más de esta entrada

sobre la austeridad y la salida decrecentista a la crisis

No es casualidad que, en el debate sobre la reforma constitucional, se hayan priorizado las cuestiones formales sobre el fondo porque entre otras cosas, de prosperar ésta, no habrá margen para discutir sobre el fondo. Se habrá dejado fuera de la discusión política e ideológica una determinación que no es técnica, ni neutral, sino ideológica. Leer más de esta entrada

Sobre la reforma constitucional: Es a los ciudadanos a quién hay que consultar

La reforma constitucional exprés pactada por Zapatero y Rajoy plantea dos temas serios de reflexión.  Uno sobre el contenido de la reforma. Otro sobre la forma. Sobre la cuestión del contenido el tema a considerar es que se trata de una medida de política económica que precisa ser analizada de forma no simplista: no se trata simplemente de estar a favor o en contra de gastar menos de lo que se ingresa, de equilibrio presupuestario. Lo argumentan muy bien Josep Borrel en Público y Juan Torres.  Los gastos que se corresponden a inversiones tienen efectos a largo plazo y pueden producir desequilibrios presupuestarios a corto plazo. Pero sin esas inversiones las empresas no funcionarían. ¿Se le ocurre a alguien que una empresa podría estatutariamente limitar la posibilidad de desequilibrio presupuestario? Se haría el harikiri a largo plazo. Pues eso es el efecto que tendrá esta medida. Hay inversiones públicas que tienes beneficios sociales a largo plazo y que por tanto requieren financiarse recurriendo al crédito, algo que ahora parece simplistamente condenado. En situaciones como la actual, en que la crisis tiene origen financiero y ha provocado estancamiento y recesión, limitar la capacidad de endeudamiento para impulsar la economía es algo que debiera estar sujeto al juego de las ideas sobre política económica.

Leer más de esta entrada

la democracia no es contar a los ciudadanos, es tenerlos en cuenta

Los que nos gobiernan nos cuentan, pero sólo tienen en cuenta a los mercados.  Así empieza Federico Mayor Zaragoza la entrevista que le hacen en en el programa “Las 1001 noches”, de Canal Sur2. Y ahí está la clave del equívoco, dicen que nos representan por los votos que les hemos dado. Pero los utilizan para cosas para las que no les hemos dado nuestro consentimiento. Parece que vivimos en tiempos de vuelta a la oscuridad predemocrática, aquella en la que los gobernantes consultaban los oráculos para tomar decisiones y hacían sacrificios a los dioses para que estos les fueran favorables.  Los nuevos dioses son los Mercados y sus  sacerdotes las Agencias de Calificación y los grandes banqueros. Y es a ellos a quién consultan, no a los ciudadanos. Ellos creen en los mercados y les ofrecen sacrificios humanos para intentar calmarlos, para darles mensajes de confianza. Pero los mercados son insaciables. El movimiento del 15 M representa un despertar a esta verdad. No nos representan. ¡PP, PSOE, la misma M. es! Por si alguien aún tenía dudas, Zapatero y Rajoy se ocupan ahora de escenificarlo. Y ellos, lejos de escuchar a la gente, la siguen ignorando. Si es posible cambiar la constitución de forma expres, sin consulta popular, sin debate ciudadano, sólo para enviar un mensaje a los mercados, tal y como ha señalado The Economist, estamos ante una absoluta falta de contenido de la palabra democracia. Después de esto, llamar a votar a los ciudadanos es una farsa. ¿Para qué votarles a ellos si gobiernan los mercados? Pero como termina diciendo Federico Mayor Zaragoza en esta entrevista, “Usted puede distraer a la masa… durante un tiempo. Pero no mucho tiempo. Y yo creo que el tiempo se está acabando“. La cuenta atrás ha comenzado. La grieta ya se ha abierto en el muro y la presión pronto será incontenible.

A %d blogueros les gusta esto: