Al marquesón de Villarmir

IMG_1205

 

El hombre fue a la Luna y pensó,

¿por qué no hacer que la Ría de Huelva

se parezca a esta tierra blanca y yerma?

Y a su vuelta le encargó a Villar Mir,

de Fertiberia, que lo hiciera.

Se pasó un pelín,

lo condenaron a reparar el daño realizado

y fue recompensado:

Marqués de Villarmir

por su majestad fue nombrado.

Marqués de la luna radiactiva

cementerio nuclear a cielo abierto,

en pleno parque natural de las marismas,

¡…por gracia real!, ¡es cierto!

Se tiene bien ganado el título de marquesón,

que rima con … ¡a prisión!

IMG_1136

Pero difícil será porque,

compitiendo en imaginación

con su majestad,

nuestro presidente del gobierno

ha decidido nombrar ministra de medio ambiente

a la señora Tejerina Fosfoyesos Fertiberia,


¡viva esta parte de la península ibérica!

A %d blogueros les gusta esto: