Ministro Soria, yo me acuso

DSC03616

Ministro Soria: yo me acuso.

Me acuso de que hemos rehabilitado la casa con criterios bioclimáticos y hemos invertido en aislar la fachada y mejorar las carpinterías.
Me acuso de que en casa calentamos el agua con paneles solares.
Me acuso de que en invierno calentamos la casa con una caldera de biomasa.
Me acuso de que en verano hemos sustituido los aparatos de aire acondicionado por ventiladores de techo.
Me acuso de haber instalado paneles fotovoltaicos que producen 1.5 Kwh pico de electricidad  y cubren el 80% aproximadamente de nuestro consumo.
Sí, señor ministro Soria, me acuso de haber reducido la factura que pagaba al oligolio de 200 a 40 €/mes.
Se qué usted ha hecho lo posible para compensar nuestros esfuerzos de ahorro energético subiendo la parte fija del recibo de electricidad e imponiéndonos un peaje por producir nuestra propia electricidad, lo cuál es seguro que el oligopolio le sabrá recompensar. Sé también que su R.D.  prevé que regale al oligopolio la energía que vierto a la red, en lugar de servir para compensar la que tomamos de ella cuando tenemos déficit. Es un buen detalle que a buen seguro le agradecerán el presidente de Iberdrola y sus colegas. Me alegra contribuir con ello a sus millonarios beneficios.
En casa nos hemos esforzado por nuestra parte en compensar a su vez sus medidas reduciendo la potencia contratada de 6.6 a 2.3 Kwh, de lo cual también me acuso.
Y de paso, ministro Soria, me acuso de que producimos en nuestra azotea lechugas, tomates, pimientos, cebolletas, tomillo, orégano, culantro, albahaca, rúcula y limones, por lo cuál también tendríamos que compensar al oligopolio de la agroindustria. Le ruego lo tenga en cuenta y tome las medidas oportunas.
Me acuso igualmente de hacer el pan en casa. Como no creo que vaya usted a compensar por ello a los panaderos de mi barrio, que lo merecerían más, le sugiero que me imponga un peaje que compense a los grandes hipermercados, que no me gusta frecuentar, por las pérdidas que les pueda ocasionar. Le agradecería que no olvidara antes de irse de tomar medidas para castigarnos igualmente por esto.
Y me acuso de haber dejado el coche en nuestros desplazamientos cotidianos y de haberlo cambiado, hace ya muchos,  por la bicicleta y nuestras caminantes piernas, por lo cuál espero igualmente de usted medidas compensatorias por las pérdidas que pueda ocasionar nuestra incívica conducta al oligopolio petrolero al que usted sirve.
Por todo lo cual, ministro Soria, le quedaré eternamente agradecido. Muchas gracias señor ministro por sus desvelos.
Anuncios

Reiniciar Europa para salir de la Crisis

marea ciudadana

Ante la actual crisis económica, social, política y ambiental en la que nos encontramos, y su gestión por parte de la Troika en beneficio de los intereses financieros, la respuesta ciudadana impulsada por Equo, ante las próximas elecciones europeas, debe partir de los siguientes fundamentos:

1. Queremos y Necesitamos más Europa pero Otra Europa: una Europa social protagonizada por la ciudadanía y no una Europa al servicio de los mercaderes y los oligopolios económicos y financieros. Necesitamos un nuevo pacto social que garantice la cohesión y la solidaridad europeas, financiado por una política fiscal progresiva y una tolerancia cero con el fraude y los paraísos fiscales. Necesitamos un sistema financiero público y social al servicio de la sociedad y de la economía productiva y no un sistema financiero parasitario de la sociedad y de la economía productiva como el que ahora tenemos.

2. Para que ello sea posible, es condición necesaria la Regeneración democrática de Europa, cambiar las reglas de juego, el modo en que se toman las decisiones, dando control real sobre la economía tanto al parlamento europeo como a la ciudadanía, desarrollando mecanismos efectivos para las ILP europeas y de referendum europeos vinculantes. Necesitamos reiniciar Europa con un proceso constituyente de abajo a arriba

3. Necesitamos impulsar una salida ecológica a la crisis impulsando un GREEN NEW DEAL, cambiando el modelo de producción y consumo, transformando el modelo energético hacia el 100% renovable, relocalizando la economía, apostando por la soberanía alimentaria con una PAC basada en la agroecología, con un sector pesquero sostenible, con industria limpia “de la cuna a la cuna”, abanderando la lucha contra el cambio climático y por la preservación de la naturaleza y su biodiversidad

Si compartimos la idea de que la salida de la crisis actual precisa un reinicio de la democracia, tanto en Europa como en España, estaremos de acuerdo de que se trata de un objetivo que supera no sólo a un partido como Equo, sino también a un frente de partidos de izquierdas. Es precisa una movilización ciudadana capaz de crear una mayoría social en torno a este objetivo. Y la sociedad viene movilizándose para ello en las calles desde el 15M, las mareas, …

Esa movilización es la condición necesaria para dar un siguiente paso que permita reiniciar la democracia desde las instituciones ganando unas elecciones. ¿Cómo? Sumando fuerzas en torno al proceso de regeneración democrática más allá de ideologías. Una vez sentadas las bases para una democracia real, una vez que se instituyan mecanismos de democracia directa que empoderen a la ciudadanía y complementen la democracia representativa, se darán las bases para que las distintas ideas sobre cómo organizar el futuro de la sociedad concurran en igualdad de condiciones a unas elecciones. Ahora no se dan esas condiciones de igualdad. Además, quién gana las elecciones representa intereses que no son los de quiénes les han elegido, sino los de las oligarquías económicas y financieras. Y la sociedad carece de herramientas para impedirlo.

Se están produciendo dos tipos de alianzas  para gestionar la salida social de la crisis:

1. El impulso de un “Frente Amplio de Izquierdas” que pone el acento en las políticas socioeconómicas, con una fuerte carga de resistencia frente a los recortes y el desmantelamiento del estado de bienestar. Su propuesta económica de reactivación es volver a la senda del crecimiento del PIB vía inversión pública. Esta iniciativa la lidera Izquierda Unida, y dentro de ella Izquierda Abierta, pretende sumar a líderes independientes, movimientos y organizaciones sociales.

2. La creación de asambleas ciudadanas y asambleas constituyentes, que empiezan a pensar y a organizarse para dar un paso más y promover una candidatura ciudadana para crear las condiciones de una democracia real. En el entorno de estos movimientos se mueven partidos políticos que tienen entre sus objetivos prioritarios la regeneración democrática y cuya cultura organizativa es horizontal, basada en la democracia participativa, como Equo, partido X, Partido Pirata,.. La posible confluencia estaría sobre la creación de un espacio ciudadano de ruptura cuyo objetivo, temporal, es crear las condiciones para una democracia real dónde la ciudadanía tenga mecanismos permanentes de participación en la toma de decisiones. Se considera desde estas iniciativas que el reinicio de la democracia es la base necesaria para conseguir una gestión de la crisis basada en la consecución del bien común.

¿Pueden confluir ambas iniciativas? En cuanto a modelo organizativo parten de culturas organizativas diferentes y difícilmente compatibles. Pero sí es posible confluir en objetivos comunes de regeneración democrática y gestión social de la crisis, que preserve el bien común y los mecanismos de cohesión y solidaridad social en tanto se construye un nuevo pacto social, con otros mecanismos de cohesión y solidaridad social.

Esta confluencia en objetivos o causas comunes, definir con claridad un mínimo común múltiplo, sería la tarea urgente y prioritaria, tanto para producir una ruptura en España como en Europa. Sin unidad en una causa común no será posible la ruptura. Es algo que supera a la unión de la izquierda. Las elecciones europeas brindan una oportunidad para construir esta causa común que permita unidad para conseguirla. Y para ello no es preciso ir juntos en una única candidatura. La circunscripción única permite la diversidad en la unidad, elemento fundamental para la salida de la crisis. Varias candidaturas pueden ofrecer a la ciudadanía el compromiso por llevar conjuntamente el programa de ruptura democrática que precisa Europa y, al mismo tiempo, ofrecer diversidad de sensibilidades. Hoy, la salida ecológica a la crisis que defiende Equo probablemente no forme parte del mínimo común múltiplo, es contradictoria con la apuesta por el crecimiento ilimitado que propugnan derecha e izquierda. Pero esa voz, esa oferta, es necesaria porque es necesario encontrar una salida ecológica a la crisis. Esta es la tercera vía que propongo: unidad en la diversidad.

A %d blogueros les gusta esto: