Carta abierta a Paco Casero

DSC00254Querido Paco:

Nos llega con preocupación la carta con la que nos anuncias el inicio de tu huelga de hambre. Te preguntas desde el retiro que has elegido para anunciarla, en ese bello rincón de la sierra de Loja, en la Venta del Rayo, si estamos ante la frustración de un sueño.

Te escribo en nombre propio, pero recogiendo el sentir generalizado de mis compañeros de Equo Andalucía. Te transmito en su nombre toda nuestra solidaridad. Solidaridad activa. Compartimos las causas que te han llevado a tomar esta determinación, desesperado de chocarte una y otra vez contra el muro de la burocracia, la corrupción y la desidia, que tantas y tan necesarias energías de luchadores y emprendedores está desgastando. No podemos dejar de compartir tu frustración ante el contraste entre el enorme potencial y riqueza en recursos de nuestra tierra, naturales y humanos, y el nivel de paro y de desesperación en el que nos encontramos. La agricultura y ganaderías ecológicas, como las energías renovables, deberían ser impulsadas como motor para reactivar Andalucía. 

Pero quiero transmitirte también nuestra preocupación. Tu grito de desesperación, tu lucha, tiene que tener una meta tangible y concreta en el tiempo. Y no la vemos en tu escrito. Tu grito de rebeldía nos interpela a todas y cada una de las personas que vivimos en esta tierra, con independencia de dónde nos ubiquemos. A políticos con responsabilidad de gobierno en primer término: de Europa, de España, de Andalucía, de cada uno de nuestros pueblos y ciudades. Pero también a cada una y cada uno de los ciudadanos. Todos tenemos la responsabilidad de cambiar las cosas, de activarnos y organizarnos para tener gobiernos honestos y que trabajen por la gente. Y es tanto lo que hay que cambiar para poner fin a tu lucha, que desborda las posibilidades de lo que se puede lograr con una huelga de hambre. ¿Qué tiene que ocurrir para que puedas considerar que tu sacrificio ha tenido una respuesta suficientemente positiva como cejar en tu huelga de hambre? ¿Quién esperas que de una respuesta?
Mi compañera María Merello y yo mismo querríamos entrevistarnos contigo para transmitirte nuestro apoyo solidario y ayudarte a buscar una salida.
Cuenta con nosotros siempre
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: