Carta abierta a los simpatizantes, votantes y socios de Equo


Hace aproximadamente un año que maduré la idea de intentar transformar la política desde dentro de las instituciones representativas. Fue durante las vacaciones de Semana Santa, en El Cabo de Gata, leyendo el libro testamento de Ramón FernándezDurán, La Quiebra del Capitalismo Global. Sabía que Ramón pronto nos dejaría y que el libro que tenía entre las manos sólo había tenido tiempo de esbozarlo. Ramón, que había dedicado toda su vida a construir un mundo mejor, aportándonos su pensamiento y su persona, verdadero símbolo de una nueva humanidad, nos urgía a seguir construyendo redes sociales de constructores de alternativas, de sembradores de una nueva civilización. Pero nos urgía también, y eso me impresionó conociendo su trayectoria, a organizarnos para tratar de cambiar el rumbo desde las instituciones representativas, en todas sus escalas. Me impresionó porque Ramón siempre se mantuvo alejado de la política partidista. Y ahora nos llamaba a tomar partido.

Ramón que siempre se definió como un realista esperanzado, pese a que se le tachaba de pesimista por sus demoledores análisis de la realidad, nos urgía a intentar tomar las riendas de la transición para amortiguar en lo posible el impacto y las consecuencias de la inevitable caída del capitalismo financiero global. Yo llevaba veinticinco años como ciudadano activo, implicado en proyectos transformadores desde la educación, la cooperación internacional al desarrollo, la lucha por el derecho a la vivienda y la ciudad, por la sostenibilidad social, económica y ambiental. E indignado por la gestión de la crisis empecé a madurar la idea de participar en un partido ciudadanista, que pensaba habría que crear desde sus cimientos, que nos permitiera crear alternativas.

Ramón nos dejó el 10 de mayo, cinco días antes del despertar que supuso el 15M para una sociedad adormecida y que parecía paralizada. Como mucha gente, seguí y participé con emoción en las manifestaciones y asambleas en las plazas. En mi caso fui asiduo de la “Plaza de las Setas”, rebautizada como Plaza del 15 de Mayo. Estrené mi blog letrasemergentes esos días, escribiendo y publicando los aprendizajes que se extraían de este movimiento. Empecé a llenarlo de letras que surgían de la indignación. Y tras analizar el resultado de las elecciones municipales, tras la crisis de la deuda pública por el ataque especulativo de los mercados financieros y ante el anuncio del anticipado de elecciones, habiendo conocido el proyecto de Equo, en pleno proceso de búsqueda, decidí apostar por él como lugar desde el que iniciar una nueva etapa en mi vida política. Fue en septiembre, hace aproximadamente seis meses. Seis meses intensos que han dado un vuelco a mi vida. En Equo descubrí que éramos mayoría los que  habíamos ingresado en el proyecto por inquietudes similares, con un mismo espíritu, el que se desprendía del manifiesto fundacional.

En estos seis meses hemos afrontado con un derroche de energía dos campañas electorales, creyendo que lo improbable, obtener representación tan pronto, era posible. La urgencia y gravedad de la crisis, la falta de ideas claras de cómo salir de ella por parte de los grandes partidos tradicionales, nos impulsaron a darlo todo por presentar una alternativa ala sociedad. Yson miles los ciudadanos que nos han dado su confianza en las urnas en ambas contiendas. Insuficientes, es cierto, para entrar en el parlamento, pero suficientes para hacernos comprender que nuestro proyecto ha encontrado eco enla sociedad. Estosvotos son útiles y conscientes. Han apoyado que este proyecto siga adelante. Han puesto, junto con el esfuerzo y buen trabajo que hemos hecho los socios y voluntarios, los cimientos que nos permitirán seguir construyendo alternativas día a día.

Equo ha logrado algo tan difícil y  necesario en estos tiempos como despertar ilusión por la política. Loha hecho a través de las redes y en los encuentros presenciales. Nos buscan, se interesan por nosotros, nos votan pese a la polarización del voto que provoca una ley electoral injusta. En un momento en el que la abstención no deja de crecer (en Andalucía ha llegado al 38% y en Asturias ha sido del 45%) como síntoma del hartazgo de la ciudadanía por la política tradicional, Equo se ha visto como un partido capaz de crear alternativa y movilizar a una parte de los desencantados desde la ecología política. Reducida todavía, nos queda mucho por hacer en esta dirección, pero ese es nuestro reto. Con nuestros medios y en el poco tiempo que llevamos en sociedad nos queda mucho recorrido para darnos a conocer, especialmente entre quiénes no siguen las noticias de política porque están convencidos de que todos los partidos son iguales y  no se sienten representados.

Vivimos tiempos de crisis, de oportunidad, de amenaza también. Si no reaccionamos y cambiamos de vía a tiempo vamos a descarrilar. Y en una sociedad tan compleja y vulnerable como la nuestra este descarrilamiento puede ocasionar un sufrimiento social de una magnitud impredecible. Hay quiénes esperan que esto ocurra desde dos polos opuestos. Los hay que esperan el momento de la caída como oportunidad de enriquecimiento. Siempre aparecen los estraperlistas y especuladores que forjan sus fortunas sobre la escasez y miseria dela sociedad. Tambiénesperan ese momento los teóricos de la revolución convencidos de que cuanto peor vaya la situación más oportunidad encontrarán de que se den las condiciones que la hagan posible. Los que hemos aprendido las lecciones de la historia del siglo XX sabemos que cuánto peor, peor. Y nos obstinamos en hacer posible lo improbable: que se produzca una transición democráticamente controlada, participada por una ciudadanía activa, consciente y organizada. Queda mucho trabajo por hacer para que esto sea posible. Pero es imprescindible. Y los que tenemos consciencia de ello no tenemos elección. Lo vamos a hacer, lo vamos a seguir haciendo. Día a día, creando cultura y política alternativa, codo con codo conla ciudadanía. Noes tiempo de permanecer como espectadores. El proyecto de Equo ya está aquí. En muy poco tiempo hemos elaborado el discurso, lo hemos llevado a la sociedad, hemos recibido la atención de los medios de comunicación y de una inmensa minoría de la ciudadanía que nos anima a seguir. Yo desde aquí me atrevo a llamaros: no nos observéis, uniros a nosotros. Tenemos que ser muchos más. Tenemos que organizar núcleos de Equo en todos los barrios y pueblos de Andalucía. Tenemos que extender el proyecto boca a boca, en los centros de trabajo y en los bares. Tenemos que seguir haciendo política en los ámbitos desde los que venimos. En las luchas vecinales, en las luchas sociales, en las luchas medioambientales y por una democracia participativa. Tenemos que crear Ateneos Culturales que sean punto de referencia allí dónde podamos. Tenemos que seguir sosteniendo económicamente el proyecto con nuestras aportaciones para seguir siendo independientes. Es el camino, largo, para corredores de fondo, pero apasionante. ¡Continuamos!

About these ads

Acerca de estebandemanueljerez
Candidato por Equo al Parlamento Andaluz en las elecciones del del 25M de 2012. Soy granadino nacido en Barcelona en 1964. Estoy casado y tengo dos hijos. Vivo en Sevilla desde 1982, año en que inicié los estudios de arquitectura. Soy profesor de la Escuela de Arquitectura de Sevilla desde 1990. Estoy convencido del potencial que tiene la educación tanto para el desarrollo personal como para la transformación social y lo vengo practicando a través de proyectos de innovación que implican a estudiantes y profesores en problemas reales de la ciudad, trabajando con los ciudadanos para hacer afrontarlos. Así hemos colaborado con asociaciones de vecinos de La Bachillera, El Cerro del Águila, Su Eminencia, Padre Pío, San Luis-Alameda, Pajaritos,... (en Sevilla) y Jnane Aztout (Larache) para mejorar sus barrios con criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental. He puesto en marcha con otros compañeros asignaturas como Hábitat y Desarrollo, el Máster en Gestión Social del Hábitat y la Revista Hábitat y Sociedad. Dirijo el grupo de investigación ADICI (Aula Digital de la Ciudad). Soy miembro de Universidad y Compromiso Social y del Colectivo Universidad frente a la Crisis.

21 Responses to Carta abierta a los simpatizantes, votantes y socios de Equo

  1. Es verdad. Estos caminos son largos. Pero en nuestro país hay una idea expresada por alguine tan poco “sospechoso” como Camilo José Cela:

    “En España quien sigue una idea con ahínco,lo consigue.”
    El Noble quería decir que somos pocos dados al tesón y a la continuidad. Creo que con independencia de lo que nos suscite su imagen o su pensamiento global, tenía razón. So nos mantenemos firmes , convencidos, y trabajamos sin parar… las cosas se van logrando

  2. Adelante!! Ánimo a tod@s.
    Hablemos de política en nuestros foros, con la familia y amigos, recuperemos el ser políticos y difundamos estas ideas…

    Como decíais el otro día, si no es un final feliz, es que no es el final!

  3. Jolín Esteban, estas palabras tienen mucha fuerza y es para pensárselo. A mi no me gusta la política activa, no sirvo, pero creo que esta entrada no sólo atraerá a gente que quiera participar sino que anima a los que os apoyamos y hará pensar a mucha gente. Un saludo y gracias por tu esfuerzo, ten por seguro que merece la pena.

  4. Aprovecho este magnífico mensaje tuyo para felicitar a todo el EQUO andaluz por el esfuerzo realizado en las elecciones y a tí por seguir “manteniendo el tipo” y ser capaz de superar los reverses con tanta lógica y realismo optimista. Este ánimo se contagia y estos virus son los que necesita esta sociedad. Con tu permiso, te cuelgo en mi facebook y lo transmito a mi entorno.

  5. Julito Lo dice:

    Ánimo. Roma no se hizo en un día, y esto no ha hecho más que empezar.

  6. Jose Muñoz dice:

    Como creo que dice Esteban, sólo hay un camino.
    EQUO debemos organizarnos más y mejor, para actuar politicamente en defensa de aquello en lo que creemos, lo mejor posible, desde nuestras carencias, pero con independencia.
    Las personas que nos han votado, en las generales y en las autonómicas de Andalucía y Asturias, se lo merecen; nosotros, también, y los que se nos unan o aquellos con los que confluyamos, así como la sociedad en la que vivimos, y en la que vivirán nuestros hijos o aquellos que vivan después de nosotros, seguro que también.
    En cuanto a lo que comenta Karina Meteobruja, tal vez los que lo les gusta la política activa, los que no sirven para ella, sean los que más hacen falta ahora; cualquier aportación puede ayudar, darnos ideas, apoyo, ánimo, lo que sea, …; hay que tener en cuenta que nos hace falta casi de todo.
    Aqúéllos que piensen que la sociedad necesitaorganizaciones como EQUO tienen que darse cuenta de que esa necesidad es recíproca, que EQUO necesita también de ellos, de que l@s ciudadan@s y la sociedad se integre en EQUO o nos apoye como estime conveniente.

    • Puede que tengas razón y por eso esta entrada me ha hecho pensar, lo que está claro es que mi apoyo lo tiene Equo y Esteban también, por eso estoy suscrita a este blog y sigo los movimientos de Equo y si en alguna ocasión viera que puedo aportar algo, no dudes que lo haré, aún así sigo pensando que yo no sirvo para esto :S

  7. Jose Muñoz dice:

    Perdón; en mi anterior comentario no quise escribir “los que lo les gusta la política activa”, sino “los que no les gusta la política activa”.
    Salud.

  8. EQUO, esta aquí. Siempre adelante y sin parar el futuro es nuestro.
    En política todo lo nuevo es revolución.

  9. Fuerza, ganas, ilusion, ideas, talento, honestidad, sinceridad,… todo esto me traen a la mente tus letras y EQUO.
    La Equomunidad gaditana, ya ha recibido nuestras gracias y tus palabras de aliento, que son compartidas por todos.
    Tengo fe en las personas, y se que nos merecemos una sociedad diferente. Lucharemos por eso y con todos y todas.
    Gracias Esteban, de corazon!!
    @JuanMJG

  10. joanky dice:

    Entiendo la necesidad de autojustificarse y hacer terapia con la parroquia propia, pero la realidad es más tozuda que cualquier divagación: EQUO ahora ha perdido más de 5.000 votos respecto a los Verdes en las autonómicas andaluzas de 2008, y más de 15.000 votos respecto a las generales en Andalucía hace sólo 4 meses.

    No soy quién para dar lecciones de nada, pero como ciudadano de izquierdas que en algún momento pudo sentirse atraído por los movimientos incipientes de su partido, les pido que dejen de hacer política autorreferencial y de consumo propio, hay todo un mundo más allá de la genial idea que han tenido de creerse imprescindibles e ilusionantes en sí mismos. Eso es lo que me alejó de EQUO: percibir que la principal razón de ser del proyecto parece ser crear el proyecto en sí.

    EQUO tendrá futuro en la medida en que abandone ese fetichismo que no es más que sectarismo disfrazado de horizontalidad democrática y apertura. Planteen sin miedo una política de alianzas políticas y sociales que pueda hacer del ecologismo un eje de radicalidad política para transformar las cosas, y no sólo para justificarse como marca electoral.

    Hablan de la abstención como indicador de descontento político, y, en ese sentido, como oportunidad para un nuevo proyecto. Lo es. Lo lleva siendo algún tiempo. Pero ustedes no la han capitalizado; han perdido más de 15.000 votos en cuatro meses. ¿A eso le llama despertar ilusión? Vuelvo a lo mismo: miren más allá de sí mismos, dejen de hacer política con su ombligo.

    Es sólo mi opinión, rebatible, claro, pero insisto: han sacado un resultado objetivamente no sólo malo, sino en ningún caso indicador de que hayan ido por buen camino. Si todo lo que tienen que concluir es que siguen siendo estupendos y que sólo es cuestión de tiempo, el tiempo los devorará.

    • Obviamente si el proyecto Equo estuviera vacío de contenido todo lo que he escrito sería humo. Si no fuera verdad que son nuestras ideas y la forma de expresarlas las que nos han permitido crear un espacio para la ecología, tendrías razón. Si la gente no nos buscara para darnos las gracias por haber creado este espacio, tendrías razón. Pero no la tienes. Tienes parte de razón en tu análisis cuantitativo de los resultados. Pero te equivocas si sólo haces análisis cuantitativo de resultados. Te equivocas al ignorar el contexto en el que se ha producido la votación en Andalucía. Las reglas de juego del sistema electoral, inaceptables desde un punto de vista democrático, impiden saber el apoyo real de Equo. El llamado voto útil no es más que una forma de expresar que no sabemos que hubiera votado la gente en primera opción. Muchos votantes de Equo en Andalucía se han decantado por un agotado PSOE y por una poco ilusionante IU, para frenar a un PP que nos hubiera llevado hacia atrás. En ese contexto, muchos no han querido arriesgar su voto por un partido que en las encuestas no salía. No es justo que en tu análisis ignores esa parte de la realidad.
      Te invito a debatir en torno a la trilogía de artículos que propuse para articular una estrategia para salir de la crisis: http://estebandemanueljerez.wordpress.com/2012/03/05/una-estrategia-alternativa-para-salir-de-la-crisis/ http://estebandemanueljerez.wordpress.com/2012/03/07/hacia-donde-vamos/

      http://estebandemanueljerez.wordpress.com/2012/03/09/como-lo-hacemos-una-estrategia-alternativa-parte-iii/

      Hay en esta vida quién se caracteriza por construir. También los hay quiénes se caracterizan por destruir. Cada uno tiene libertad de elegir cómo y en qué dirección dirige su energía. Yo prefiero construir.

  11. Cuando comenzó el movimiento 15M me desbordó la emoción, todo lo que he defendido muchos años entre amigos, familia, compañeros, se estaba gritando en la calle!!, luego llegó EQUO y por fin pude, realmente, expresar en las urnas mis convicciones e ilusiones.
    Gracias por darnos una alternativa a este circo político al que asistimos diariamente, basta de palabrería, de mentiras y actuemos.

  12. Gracias a Esteban y al todo el equipo de EQUO por devolverme la ilusión en la política. Hace unos meses estaba deseando salir de este país pero ahora estoy más convencida que nunca que un cambio es posible y deseado. Yo también tengo mucha confianza en las personas. Espero poder echaros una mano en esta difícil tarea.
    Os dejo unas palabras que José Manuel Naredo cita en muchos de sus artículos de John Stuart Mill, en sus Principios de Economía Política (1848) que fue durante largo tiempo el manual más acreditado en la enseñanza de los economistas. Cuando se aceptaba que la civilización industrial estaba abocada a toparse con un horizonte de “estado estacionario”, este autor decía hace más de un siglo: “no puedo mirar al estado estacionario del capital y la riqueza con el disgusto que por el mismo manifiestan los economistas de la vieja escuela. Me inclino a creer que, en conjunto, sería un adelanto muy considerable sobre nuestra situación actual. Confirmo que no me gusta el ideal de vida que defienden aquellos que creen que el estado normal de los seres humanos es una lucha incesante por avanzar y que aplastar, dar codazos y pisar los talones al que va delante, característicos del tipo de sociedad actual, e incluso que constituyen el género de vida más deseable para la especie humana… No veo que haya motivo para congratularse de que personas que son ya más ricas de lo que nadie necesita ser, hayan doblado sus medios de consumir cosas que producen poco o ningún placer, excepto como representativos de riqueza,… sólo en los países atrasados del mundo es todavía el aumento de producción un asunto importante; en los más adelantados lo que se necesita desde el punto de vista económico es una mejor distribución… Sin duda es más deseable que las energías de la humanidad se empleen en esta lucha por la riqueza que en luchas guerreras,… hasta que inteligencias más elevadas consigan educar a las demás para mejores cosas. Mientras las inteligencias sean groseras necesitan estímulos groseros. Entre tanto debe excusársenos a los que no aceptamos esta etapa muy primitiva del perfeccionamiento humano como el tipo definitivo del mismo, por ser escépticos con respecto a la clase de progreso económico que excita las congratulaciones de los políticos ordinarios: el aumento puro y simple de la producción y de la acumulación”

  13. Esteban: Te felicito -os felicito- por el trabajo realizado y por este excelente análisis que haces, realista, honesto, desinteresado, optimista (en el mejor sentido de la palabra), con mirada de futuro… tan distinto de los típicos análisis postelectorales a que nos tienen acostumbrados los partidos convencionales. El núcleo del proyecto de Equo no sólo es interesante, sino imprescindible en los tiempos que corren y en los tiempos futuros. Por eso es tan de agradecer que haya gente tan consciente y comprometida como tú, como Itziar, como otros cientos de compañeras y compañeros (a quienes conozco menos, pero a los que admiro), que os habéis implicado fuertemente en este proyecto. Hay que seguir construyéndolo y eso implica, desde luego, también repensar las estrategias, las alianzas y todo lo que haga falta, pero las ideas y la ilusión que genera el proyecto son fuertes, muy fuertes… Y en gran parte lo son gracias a personas como tú, Esteban. Enhorabuena y un abrazo fuerte.
    Paco García

  14. josemarialopezmedina dice:

    Simpatizo, sintonizo y eQualizo.
    Vamo arriba!

  15. Hola a tod@s: creo que deberíamos reflexionar sobre el fracaso sin paliativos que hemos cosechado en Asturies y Al-andalus, es verdad que el sistema electoral es injusto, que el voto útil nos siega la hierba bajo los pies… pero tiene que haber algo de autocrítica: no hemos sido capaces de conectar con la inmensa oleada de indignación que recorre nuestro país, quizá hemos dedicado mucho tiempo a los conflictos internos, al autorreferencialismo, a poner en claro lo que nos separa de las otras opciones de izquierda, y no sabemos como explicar las buenas ideas que tenemos… es verdad que aspirar a tener representantes en tan poco tiempo era iluso y que la política del shock neoliberal que nos están aplicando está teniendo éxito en cuanto a desmovilizar y atemorizar a la sociedad, pero creo sinceramente que no lo estamos haciendo bien, que ni siquiera hemos logrado articular vínculos con las minorías sociales más conscientes. Debemos dialogar con las fuerzas política y sociales afines: con el SAT, la CGT, la CNT, Izquierda Anticapitalista, con ATTAC, con el movimiento feminista, con Ecologistas en Acción, con las organizaciones agrarias… tender puentes, trazar sinergias, tenemos que elaborar un discurso crítico más hondo, más profundo… Como decía el compañero y amigo Ramón Fernández Durán estamos un tiempo crítico donde va a girar la historia de la humanidad y en alguna medida que ese giro sea catastrófico o liberador depende del trabajo y el esfuerzo cooperativo que realicemos las minorías conscientes y autodeterminadas, espero que entre tod@s consigamos que eQuo no sea un partido extraparlamentario más sino una cooperativa política ciudadana con capacidad de intervención social y transformación de las instituciones. Esperemos que sepamos evitar los peligros de mirarnos el ómbligo, de la marginalidad y del oportunismo político. Salud y agroecología desde Extremadura

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.300 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: