Sobre gentrificación, turistificación y otras amenazas y retos pendientes en nuestras ciudades

Esta mañana me entrevistó Onda Cero Local Andalucía. El tema: la actualidad de la nueva ola gentrificadora que expulsa a l@s vecin@s de sus barrios para dejar sitio a negocios más lucrativos: alojamiento temporal de turistas. Al mismo tiempo, está de actualidad la reforma de la Ley Urbana en Andalucía que como ya denuncié en artículos anteriores, está orientada a seguir haciendo del urbanismo un negocio lucrativo para fondos de inversión. Ausencia absoluta de reflexión crítica sobre las consecuencias que ese modelo ha tenido en el derecho a la vivienda y en el desorden territorial. De estas y otras cosas hemos hablado. Espero que te guste 😉  http://www.emartv.es/2017/05/05/esteban-de-manuel-3/ Espero que os guste

Anuncios

Es una buena noticia para la arquitectura

cfakepathlescolsrestaurantmarqueechisaosuzukijpg_ediima20170302_0822_5

Es muy buena noticia que se reconozca con el premio Pritzker el trabajo del trío de “jazz” arquitectónico RCR. Su arquitectura responde al contexto, es local, y desde ahí alcanza universalidad. Es buena noticia también que sea Carme Pigem la protagonista de la entrevista. El de la arquitectura es un mundo también dominado por hombres. Y es buena noticia que Carme pida mayor interés de la sociedad por la arquitectura. Ya lo decía William Morris: la arquitectura es todo el entorno que nos rodea, modificado por el ser humano para satisfacer sus necesidades. Y es demasiado importante para dejarlo en manos de unos pocos “especializados”, ya sean arquitectxs, promotores o responsables políticos. Lamentablemente la buena arquitectura, que tan bien representa este estudio, es la excepción. La burbuja inmobiliaria que ha desordenado el territorio y lo ha llenado de basura demuestra el desinterés de la sociedad por la calidad de su entorno habitado. Pero sobre todo demuestra, como repetidamente señaló el defensor del pueblo de Andalucía, la irresponsabilidad de ayuntamientos y Junta de Andalucía que han sancionado con su aprobación este desorden. Resulta desolador que ahora la Junta de Andalucía, lejos de hacer lectura crítica de su responsabilidad, pretenda hacer más ágil y flexible la dilapidación de nuestro territorio allanando el camino a la urbanización en suelo no urbanizable: no vaya a ser que se nos escapen los inversores internacionales!!! Y resulta descorazonador que para hacerlo encuentre apoyo en los colegios profesionales.

¿Es Detroit un símbolo del colapso que espera a nuestras ciudades?

huella-ecologica-sevilla

La Huella Ecológica de Sevilla. Alvaro Reyes de la Rosa, 2016. Prof. Esteban de Manuel

¿Es Detroit un símbolo de la ciudad industrial postcolapso? El colapso de la industria del automóvil produjo una implosión en Detroit. Su población pasó de 2 millones a 700.000 habitantes. Un 30 % de sus edificios de viviendas y oficinas están vacíos. Sus grandes avenidas pensadas para el automóvil se han quedado grandes. ¿Es un caso aislado o un caso pionero que será seguido por la mayoría de las grandes ciudades del mundo?

Las ciudades de la civilización industrial basadas en el petróleo tienen su suerte ligada al mismo. Son muy vulnerables ante la escasez y encarecimiento del petróleo que se avecina, una vez superado el pico de producción. Dependen del petróleo abundante y barato para abastecerse en un mercado global y para su movilidad.

Leer más de esta entrada

Sevilla necesita un ambicioso Plan para convertirse en una ciudad sostenible

IMG_8195

Recientemente el ayuntamiento de Sevilla ha aprobado el Plan de Acción para el Clima y la Sostenibilidad. La lectura del mismo nos produce frustración. Lo hemos analizado al fondo y hemos llegado a una conclusión: se hace trampas al solitario. No hay detrás del plan un proyecto de ciudad, producto de un amplio consenso social, requisito indispensable para que nos lo podamos tomar en serio. La participación ha sido nula. No se ha aprovechado el gran caudal de conocimiento generado en las Universidades públicas de Sevilla, en el tejido empresarial vinculado a la energía sostenible, en las asociaciones que vienen trabajando por una ciudad accesible, basada en la alianza de transporte público y movilidad activa. Es un mal documento en su ejecución, con corta-pega de la guía europea y del primer plan de 2010 (se habla de medidas a largo plazo refiriéndose a 2020…), con acumulación de datos que no se interpretan para sacar conclusiones, sin una visión de estrategia, sin mecanismos de coordinación en su elaboración. Frente a la integralidad que requieren este tipo de actuaciones nos encontramos un plan dividido en compartimentos estancos en el que cada departamento municipal propone una serie de medidas aisladas unas de otras. Y sobre todo nos encontramos con un juego que se hace trampas con el uso de la calculadora de huella de carbono. Se introducen medidas ya ejecutadas y amortizadas, contándose así su efecto dos veces, se confía en que los ciudadanos van a renovar de aquí a 2020 sus vehículos por otros más eficientes, incluyendo por cierto una medida estatal, el plan Renove, que no debería figurar en el plan. Y no contento con tomar una previsión optimista de los vehículos sustituidos, multiplica por dos su efecto. Se contabilizan reducciones de emisiones de edificios ineficientes sin que se presupueste más que su auditoria y nada se nos diga de intervenciones de rehabilitación, …

Llama la atención el contraste entre las ciudades europeas que se toman el tema en serio y que han movilizado todos sus recursos, públicos y privados, del conocimiento y de la iniciativa social, para lograr objetivos ambiciosos, con lo que propone el ayuntamiento de Sevilla. Y sobre todo llama la atención unos tengan que hacer tanto y nosotros tampoco para llegar a los mismos resultados. O las ciudades más avanzadas son muy torpes o el redactor del Plan de Sevilla es demasiado listo. Lo peor no es que se engañe y trate de engañarnos. Es que la publicidad que ha dado el ayuntamiento a este plan diciendo que vamos a conseguir reducir en un 40% la reducción de emisiones de aquí a 2020 es desmovilizadora. Y si algo necesitamos, y la propia guía europea lo advierte, es movilizar a la sociedad (si quieres leer más y encontrar referencias te recomiendo leer el artículo que publico en mi blog de Sevilla Directo)

La ciudad que queremos, buscando un nuevo modelo de ciudad

Hacia un Nuevo Modelo de Ciudad. Mesa Redonda Univerde Málaga

(Este texto lo elaboré para introducir la Mesa Redonda sobre un Nuevo Modelo de Ciudad, presentado en la Univerde de Málaga, el viernes 5 de septiembre de 2014)

DSC05703

Las ciudades que tenemos son económica, social y ambientalmente insostenibles y por tanto son muy vulnerables, tienen su futuro comprometido. Y el principal problema al que nos enfrentamos para iniciar el proceso de transición que nos conduzca desde un nuevo modelo urbano insostenible a otro que se acerque a la sostenibilidad, es que no tenemos conciencia de ello, en su sentido completo o global. No acabamos de ser conscientes de hasta que punto están interrelacionadas la insostenibidad social, económica y ambiental, y por tanto, no acabamos de ser conscientes, como sociedad, de que tenemos que emprender acciones decididas e interrelacionadas para iniciar el proceso de transición del modelo económico, social y ambiental de la ciudades que tenemos, para conducirlas hacia un modelo de ciudad habitable y sostenible, ecológica.

 

Esa falta de conciencia social de la globalidad de los problemas a los que nos enfrentamos representan sin embargo, no sólo el primer reto a afrontar, sino también la oportunidad de iniciar el proceso de transición. Porque la transición sólo será posible mediante un cambio del modelo político, mediante una el paso desde una democracia representantiva de muy baja calidad, como la que tenemos, hacia una democracia participativa sana, en la que la ciudad que queremos la pensemos, sintamos, deseemos, decidamos y construyamos entre todas las personas que las habitamos. Es el inicio de ese proceso de participación el que nos va a permitir comprender mejor nuestros problemas, pero también detectar nuestras fortalezas y aprovechar las oportunidades que van a surgir en el cambio de modelo para activar la economía orientándola en una nueva dirección, con unos nuevos valores. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: