Érase una vez un decano atornillado al cargo

Angel Díaz del Río, Decano del Colegio de Arquitectos de Sevilla, está dispuesto a batir el increíble record de atornillamiento al cargo de Ramón Queiro. Lo asumió en 2001 y se presenta a la sexta renovación. Pero Queiro se lo puso muy difícil. Según publica ABC fue decano desde 1195-2001 😉 No nos queda ná!!!! Para hacerlo posible cambió la normativa colegial que impedía, como es norma de salud democrática, acumular más de dos mandatos. Justamente volver a esa norma es el pre-requisito que piden cuatro ex decanos. Solicitan un aplazamiento de las elecciones hasta que los colegiados, democráticamente, vuelvan a recuperar esa norma. Tampoco estaría mal que se impidiera el acoso en los pasillos de la escuela de arquitectura para recoger votos anticipados para Díaz del Río. Y tampoco que se suprimiera el voto delegado por el que unos cuantos colegiados se presentan con decenas de votos. En fin, un poco de aplicación de las demandas 15M al colegio no le vendría mal. Lo llaman democracia y no lo es. Desde luego, NO ME REPRESENTA.

Sevilla necesita un ambicioso Plan para convertirse en una ciudad sostenible

IMG_8195

Recientemente el ayuntamiento de Sevilla ha aprobado el Plan de Acción para el Clima y la Sostenibilidad. La lectura del mismo nos produce frustración. Lo hemos analizado al fondo y hemos llegado a una conclusión: se hace trampas al solitario. No hay detrás del plan un proyecto de ciudad, producto de un amplio consenso social, requisito indispensable para que nos lo podamos tomar en serio. La participación ha sido nula. No se ha aprovechado el gran caudal de conocimiento generado en las Universidades públicas de Sevilla, en el tejido empresarial vinculado a la energía sostenible, en las asociaciones que vienen trabajando por una ciudad accesible, basada en la alianza de transporte público y movilidad activa. Es un mal documento en su ejecución, con corta-pega de la guía europea y del primer plan de 2010 (se habla de medidas a largo plazo refiriéndose a 2020…), con acumulación de datos que no se interpretan para sacar conclusiones, sin una visión de estrategia, sin mecanismos de coordinación en su elaboración. Frente a la integralidad que requieren este tipo de actuaciones nos encontramos un plan dividido en compartimentos estancos en el que cada departamento municipal propone una serie de medidas aisladas unas de otras. Y sobre todo nos encontramos con un juego que se hace trampas con el uso de la calculadora de huella de carbono. Se introducen medidas ya ejecutadas y amortizadas, contándose así su efecto dos veces, se confía en que los ciudadanos van a renovar de aquí a 2020 sus vehículos por otros más eficientes, incluyendo por cierto una medida estatal, el plan Renove, que no debería figurar en el plan. Y no contento con tomar una previsión optimista de los vehículos sustituidos, multiplica por dos su efecto. Se contabilizan reducciones de emisiones de edificios ineficientes sin que se presupueste más que su auditoria y nada se nos diga de intervenciones de rehabilitación, …

Llama la atención el contraste entre las ciudades europeas que se toman el tema en serio y que han movilizado todos sus recursos, públicos y privados, del conocimiento y de la iniciativa social, para lograr objetivos ambiciosos, con lo que propone el ayuntamiento de Sevilla. Y sobre todo llama la atención unos tengan que hacer tanto y nosotros tampoco para llegar a los mismos resultados. O las ciudades más avanzadas son muy torpes o el redactor del Plan de Sevilla es demasiado listo. Lo peor no es que se engañe y trate de engañarnos. Es que la publicidad que ha dado el ayuntamiento a este plan diciendo que vamos a conseguir reducir en un 40% la reducción de emisiones de aquí a 2020 es desmovilizadora. Y si algo necesitamos, y la propia guía europea lo advierte, es movilizar a la sociedad (si quieres leer más y encontrar referencias te recomiendo leer el artículo que publico en mi blog de Sevilla Directo)

Sevilla ante la Cumbre del Cambio Climático de Paris

(Este artículo fue originalmente publicado en Sevilla Directo el día 1 de noviembre de 2011)

En Paris nos jugamos nuestro futuro común este otoño entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre. La XXI Conferencia de Cambio Climático de Naciones Unidas, la COOP21, es posiblemente nuestra última oportunidad de llegar a acuerdos efectivos que limiten el cambio climático ya en marcha dentro de unos márgenes que eviten el colapso de nuestros ecosistemas y por ende de la civilización. El objetivo consensuado es evitar que la temperatura media global supere los dos grados centígrados. Por encima de este nivel el grado de incertidumbre sobre lo que ocurrirá con el clima y sus consecuencias sobre el hábitat suponen un riesgo excesivamente alto de afrontar para la humanidad.

Si Andalucía deja de tener un clima mediterráneo, lo que ocurrirá si las temperaturas suben por encima de dos grados de media, no sólo se verán amenazado nuestro turismo por la combinación de la subida del nivel del mar y la huida de los turistas hacia climas más benignos. Será difícil que sigamos cultivando la vid y el olivo. Nos jugamos la base de nuestro sustento económico y la salud. Las olas de calor persistentes y cada vez más prolongadas harán muy dura la vida en nuestras ciudades y la población vulnerable, niños y mayores, sufrirán las consecuencias. Por tanto en Paris nos enfrentamos a una prueba que dará la medida de la capacidad de la humanidad para afrontar el siglo de la Gran Prueba. La humanidad no va a poder evitar, ni retrasar por más tiempo, enfrentarse a la cuestión de los límites que impone el planeta.

¿Pero cómo podemos luchar de manera efectiva contra el cambio climático? ¿Qué medidas es preciso tomar  y qué podemos hacer desde las ciudades? Leer más de esta entrada

La cooperación y el desarrollo local son el camino para salir de la crisis

¿Qué tienen en común la cooperación internacional al Desarrollo y la Lucha Contra el Cambio Climático? Al menos tres cosas: Primera, cuándo se pregunta directamente sobre ellas a los líderes políticos todos consideran sin excepción que son elementos esenciales de su proyecto político; segunda, en la práctica las políticas de cooperación y las ambientales han sido las primeras sacrificadas en tiempo de crisis económica; tercera, no hay salida a la crisis global en la que estamos si no colocamos la cooperación internacional al desarrollo y la lucha contra el cambio climático como objetivos prioritarios de un proyecto social, económico y político de largo recorrido.

La asociación de ONG-D de Sevilla convocó ayer, miércoles 6 de mayo de 2015, un acto público, al que invitaron a los alcaldables de las principales formaciones políticas, a suscribir un compromiso para que la cooperación internacional al desarrollo sea un pilar de nuestro proyecto común de ciudad. Ni que decir tiene que Ciudadanos, Partido Andalucista, Participa Sevilla, Equo, Izquierda Unida, PSOE y PP suscribimos las cuatro propuestas presentadas por las ONGDs sevillanas. Propuestas que pasan por elaborar de forma participativa un nuevo Plan Municipal de Cooperación que cuente con suficientes recursos (objetivo 0.7%), por activar el Consejo de Cooperación y por promover la educación para el desarrollo. Las partidas presupuestarias destinadas a cooperación en los años del gobierno Zoido han caido a cero en la práctica. Pero ya antes, el ayuntamiento de Sevilla se había convertido en referente negativo de cooperación por su mala gestión, que en la práctica asfixiaba económicamente a las ONGs que recibían subvenciones para sus proyectos.

En mi intervención, y en la posterior entrevista a Onda Local, desarrollé el argumento de que la cooperación no es algo que podremos hacer cuando salgamos de la crisis sino el camino para salir de la crisis. Y lo relacioné con el objetivo de Lucha Contra el Cambio Climático. La apuesta por la cooperación, por el desarrollo local, alineada con la lucha contra el cambio climático, es el camino para salir de la crisis civilizatoria en la que nos encontramos.

¿Por qué doy la cara por un proyecto de ciudad para Sevilla elaborado en común?

equo va
El camino iniciado en septiembre en Sevilla para lograr un espacio de cooperación política para construir en común un proyecto de ciudad ha fracasado en esta primera cita electoral, pero seguirá adelante. El camino iniciado no ha hecho más que empezar. Las razones que nos llevaron a emprenderlo siguen urgiéndonos a continuar. La ciudad sigue sin ideas políticas por parte de las organizaciones mayoritarias concurrentes a estas elecciones para resolver el drama del paro, la crisis de emergencia habitacional y la lucha contra el cambio climático.
En estos meses hemos demostrado dos cosas: que la cooperación política es posible y que desde la base es posible construir en común un proyecto de ciudad ilusionante. Había que hacerlo y lo hemos hecho: tenemos un proyecto para cambiar el modelo de ciudad en los próximos 20 años. Los cimientos están puestos. Y como no creemos en la política como juego de tronos ni como arte de la guerra sin sangre, seguiremos adelante apostando por la cooperación. Las cúpulas de las dos grandes fuerzas políticas llamadas a participar en este espacio de cooperación no han estado a la altura de lo que Sevilla Necesita ni de lo que Sevilla Merece: IU y PODEMOS no están preparadas para cooperar. IU concurrirá con su marca tras haber estado sin estar y PODEMOS bajo la marca cedida por otro partido de ámbito estatal,  para resolver la contradicción de haber decidido no presentarse a las elecciones municipales y querer hacerlo. Esta controvertida apuesta interna, muy cuestionada por sus bases, es en gran parte responsable del lío sin salida en el que se han metido los procesos de confluencia surgidos por todo el territorio.
Asumo que nos acusen de cometer errores por creer que la ingenuidad y la transparencias son elementos irrenunciables de la nueva política que necesitamos. Hemos sufrido bloqueos y sabotaje desde dentro por parte de quiénes viendo que este proyecto tiene un gran potencial, y comprobando que no podían manipularlo y controlarlo, siguiendo sus manuales, han intentado destruirlo. No lo han conseguido. Pero si han conseguido un gran fracaso de los partidos de izquierda en esta cita con Sevilla. Sevilla Directo recoge amplia y fielmente la rueda de prensa

Ganemos Sevilla decidió en plenario convocar una asamblea el 8 de junio tras las elecciones para organizar el trabajo de los próximos años. En proyecto está poner en marcha un Observatorio Ciudadano que vigile la política municipal y haga canalice iniciativas ciudadanas. Y empezar un trabajo de creación de redes en los barrios que permita articular a la ciudadanía. También ha decidido, ante el sabotaje sufrido el jueves a las herramientas que hemos creado (web ganemos, espacios de trabajo colaborativo, cuentas en redes sociales), que nos dejaba desarmados para seguir trabajando, apostar por concurrir a estas elecciones bajo el paraguas de EQUO, con unas primarias abiertas en las que concurrirán los independientes y los miembros de Movimiento Red. En estas circunstancias, pido a quiénes creen que este proyecto merece la pena considieren la posibilidad de apoyarlo presentando su candidatura a las primarias. 
El plazo para rellenar tu solicitud como candidata o candidato es hasta mañana lunes 13 de abril. Pero es muy fácil hacerlo, sólo hay que rellenar este cuestionario:

http://equosevilla.es/elecciones-municipales-sevilla-2015/proceso-de-primarias/ 

Sevilla necesita un nuevo proyecto de ciudad que afronte el problema del paro, la crisis de la vivienda y el cambio climático. Para ello hay que cambiar la forma de pensar y actuar. Vamos a articular el territorio, a generar nuestra propia energía apostando por el sol, a reciclar de forma eficiente, a gestionar la vivienda vacía, a garantizar la accesibilidad universal y la equidad, a hacer una ciudad amiga de los animales. Y las claves van a ser la participación y la cooperación. Vamos a pedir el apoyo a las vecinas y vecinos de Sevilla para construir los cimientos en los próximos cuatro años. El primer caso es dar la cara por el proyecto. Yo acabo de hacerlo presentando mi candidatura y te animo a tí, que me lees, a hacerlo también si está en tu mano.

A %d blogueros les gusta esto: