La cooperación y el desarrollo local son el camino para salir de la crisis

¿Qué tienen en común la cooperación internacional al Desarrollo y la Lucha Contra el Cambio Climático? Al menos tres cosas: Primera, cuándo se pregunta directamente sobre ellas a los líderes políticos todos consideran sin excepción que son elementos esenciales de su proyecto político; segunda, en la práctica las políticas de cooperación y las ambientales han sido las primeras sacrificadas en tiempo de crisis económica; tercera, no hay salida a la crisis global en la que estamos si no colocamos la cooperación internacional al desarrollo y la lucha contra el cambio climático como objetivos prioritarios de un proyecto social, económico y político de largo recorrido.

La asociación de ONG-D de Sevilla convocó ayer, miércoles 6 de mayo de 2015, un acto público, al que invitaron a los alcaldables de las principales formaciones políticas, a suscribir un compromiso para que la cooperación internacional al desarrollo sea un pilar de nuestro proyecto común de ciudad. Ni que decir tiene que Ciudadanos, Partido Andalucista, Participa Sevilla, Equo, Izquierda Unida, PSOE y PP suscribimos las cuatro propuestas presentadas por las ONGDs sevillanas. Propuestas que pasan por elaborar de forma participativa un nuevo Plan Municipal de Cooperación que cuente con suficientes recursos (objetivo 0.7%), por activar el Consejo de Cooperación y por promover la educación para el desarrollo. Las partidas presupuestarias destinadas a cooperación en los años del gobierno Zoido han caido a cero en la práctica. Pero ya antes, el ayuntamiento de Sevilla se había convertido en referente negativo de cooperación por su mala gestión, que en la práctica asfixiaba económicamente a las ONGs que recibían subvenciones para sus proyectos.

En mi intervención, y en la posterior entrevista a Onda Local, desarrollé el argumento de que la cooperación no es algo que podremos hacer cuando salgamos de la crisis sino el camino para salir de la crisis. Y lo relacioné con el objetivo de Lucha Contra el Cambio Climático. La apuesta por la cooperación, por el desarrollo local, alineada con la lucha contra el cambio climático, es el camino para salir de la crisis civilizatoria en la que nos encontramos.

Aprendiendo de Jnane Aztout

DSC01167

Soñar es la condición necesaria para que se cumplan los sueños

La Fábrica de los Sueños del barrio de Jnane Aztout
empezó a dibujarse en 2005
un barrio de pescadores, de gente trabajadora y soñadora
de gente que decía “nosotros también somos medina”
un barrio de chabolas que sabía que había que erradicar
las chabolas, también de la mente
 
En 2013 hemos celebrado un sueño construido
para niñas y niños, para madres y padres,
con el esfuerzo de vecinas y vecinos,
de estudiantes, de profesoras y profesores, 
de técnicas y técnicos, 
de líderes y responsables públicos 
comprometidos con su pueblo
 
Hemos aprendido que el sueño era posible
ahora nadie puede impedirnos seguir soñando
seguir construyendo nuestros sueños
 
Sembremos semillas de transición
que nadie se quede parado
que todas hacemos falta
que todos podemos hacer
que 2014 esté lleno de sueños en construcción

Jnane Aztout, Nosotros también somos medina

Jnane Aztout, Foto: Stefania Scamardi

Jnane Aztout, Foto: Stefania Scamardi

Mañana 29 de mayo salgo para Larache, para participar en la Conferencia Final del proyecto de cooperación de Jnane Aztout. Va a ser una fiesta, una gran fiesta. Vamos a hacer memoria, vamos a recordar de dónde partimos y dónde estamos, vamos a proyectarnos hacia el futuro. Lo que empezó como “una fábrica de sueños“, en un barrio chabolista pegado a la medina, asomado a la desembocadura del Lucus, habitado por pescadores nacidos en él, es  hoy una realidad, dinámica, provisional, pero una realidad. Las chabolas han sido sustituidas por casas. Las casas tienen agua corriente. A las casas se puede llegar por calles con nombre, con piso firme, de enchinado y ladrillo. Es una realidad provisional porque aquí como en América Latina la gente vive construyendo. Ahorran, compran materiales, compran cal, compran plantas y mejoran sus casas y sus calles, siempre. Vamos a inaugurar un barrio que seguirá mejorando, que seguirá construyéndose por sus vecinas y vecinos. Leer más de esta entrada

Cuestión de educación: #StopLeyWert

Comienzo la mañana leyendo un correo de la lista de ATTAC en el que se nos propone buscar las diferencias entre los preámbulos de la LOE (2006) y  la Ley Wert (LOMCE). Para mí con este preámbulo lo que hace el gobierno es quitarse la careta, con todo el descaro y la prepotencia que les da su mayoría absoluta y la impunidad que parece que les proporciona la política del shock que nos vienen aplicando con la gestión de la crisis.

Los pego aquí y añado mis reflexiones para animaros al debate y a la acción. El futuro nos lo jugamos, en gran medida, en cómo enfoquemos la educación. Leer más de esta entrada

Homenaje a Luis González Tamarit

Querido Luis:

Ante el correo que nos envías anunciando tu inminente jubilación inevitablemente se me produce una ambivalencia de sentimientos. 

Me alegro por tí,
                                 lo lamento por nosotros,
porque perdemos un referente “activo” de entrega al cumplimiento de la función pública, en vivienda, en cooperación internacional al desarrollo, en inmigración,… No es fácil que alguien llene ese  hueco, ¡inshallah! Sería el mejor homenaje que podríamos hacerte. Semillas has plantado y has cuidado los brotes verdes. ¡Están por todas partes!.

Al leer tu correo no he podido evitar recordar un homenaje que en su día te hicimos cuando un político ciego cortó tu trayectoria en vivienda. Algunos, muchos, reaccionamos. Me acuerdo que le escribí diciéndole que habíamos conocido ya a varios directores generales de Arquitectura antes que a él y que conoceríamos pronto a otros más. Qué tú siempre habías estado y estarías ahí como referente. Ese señor pasó a un merecido  olvido. Es más se me olvidó que le olvidé. A tí no te olvidaré. 

Personalmente me alegro mucho por tí, de verdad, y me quiero centrar en eso. Creo que es un premio enormemente merecido y estoy seguro de que lo disfrutarás disponiendo de plena libertad para seguir enredando al ritmo que quieras imponerte, con quién quieras, en lo que quieras, con una libertad incomparablemente mayor. Hay personas para las que dejar de trabajar “remuneradamente” es un drama. No es tu caso. Los hombres, y mujeres, libres y creativos, los entusiastas, no precisan que nadie les marque el qué hacer. Lo hacen. 

Y es un premio en peligro de extinción lo que lo hace más valioso. Lo más probable es que mi generación no lo pueda disfrutar. No quiero ser aguafiestas y habrá que luchar para evitarlo. Es más lo pelearemos sin fin. Pero lo más probable, tal y como se aventura el futuro, es que ocurra. Como no soy envidioso sólo puedo alegrarme por ti y quiero aprovechar para poner en valor lo que significa poder disfrutar de una merecida jubilación tras toda una vida de entrega profesional.

Si algún día, no ocurrirá, no sabes qué hacer, ya sabes el peligro que tengo. Soy un enreda neto y se me ocurren mil proyectos en los que seguir enredando juntos. Pero  tampoco está mal si nos vemos de viaje por tierras de Portugal.

un fuerte abrazo
A %d blogueros les gusta esto: