Tengo que confesar

Tengo que confesar que acabo de escuchar a Rajoy en rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Portugal (cuyo nombre no recordaba nuestro presidente y he excusado buscar en internet). No he podido evitar esta mala influencia. Tengo que confesar que mis dos hijos lo han escuchado y que ha herido su sensibilidad, por lo que me temo que puedan salir a las manifestaciones del 12/15M y, en consecuencia, tenga yo que ir a buscarlos a comisaría, dado que el delegado del gobierno ha denegado el uso del espacio público para los actos convocados por la ciudadanía. Ruego a los responsables de TVE española que en lo posible eviten contenidos como estos en horarios de máxima audiencia, particularmente si son en directo, por su mala influencia en la educación de nuestros hijos que, luego, se sienten desmotivados para esforzarse en sus estudios, toda vez que se han enterado por el ministro de educación que la universidad pública, a la que deberían ir el año que viene, ha subido sus tasas porque es de muy mala calidad y además es una fábrica de parados.

Anuncios

Lo llaman pacto del euro y no lo es

¿Quién puede estar en contra del pacto del euro? ¿Quién puede estar en contra de la democracia?¿Quién puede alegar que quienes están en los parlamentos de Cataluña, Grecia, España o Bruxelas no lo están como representantes democráticamente elegidos? Siendo así, nuestros representantes a nivel europeo, elegidos democráticamente, van a aprobar unas medidas para, dicen,  “salvar nuestra moneda”, el euro. ¿Por qué entonces podría tener legitimidad democrática que miles de ciudadanos vayamos a movilizarnos el 19-J para protestar contra el llamado pacto del euro? O, ¿por qué podría tener legitimidad democrática que los islandeses se manifestasen en la plaza del parlamento hasta forzar la dimisión de su gobierno democráticamente elegido? ¿O, por qué podría tener legitimidad que ayer en Grecia o en Cataluña los ciudadanos se hayan manifestado ante sus parlamentos para intentar evitar que votaran democráticamente medidas que entienden lesionan gravemente sus derechos y que no figuraban en los programas electorales que fueron votados? ¿Por qué los ciudadanos deberían respetar las reglas de juego y esperar a las próximas elecciones para emitir su veredicto sobre los gobernantes griegos, catalanes, españoles o europeos? ¿Es que puede haber dos legitimidades democráticas en conflicto? ¿O sólo hay una, la que dan las urnas? Leer más de esta entrada

Sobre la valentía política

Hay quién piensa que Zapatero y el resto de los líderes de los países europeos que están tomando medidas antisociales bajo la presión de los mercados, actúan con valentía. Los medios de comunicación, constructores de opinión y expertos en desinformación, nos bombardean continuamente con estos mensajes y no paran de repetir coros de voces que refuerzan machaconamente este discurso. Están así construyendo una gran mentira. Son medidas que hay que tomar, nos dicen, aunque reconozcan que no ayuden a salir dela crisis. Miradlo que pasa con Portugal, ¿véis lo que les ha ocurrido? La gente protestó en la calle, el parlamento se negó a aprobar las contrarreformas, el presidente anunció su renuncia, las agencias de calificación los descalificaron y el presidente “se vió obligado” a pedir el rescate financiero. Los gobernantes europeos que toman estas medidas están permitiendo mientras tanto que las agencias de calificación hagan un gigantesco negocio especulando con la deuda de los estados. Y los estados no se defienden, se pliegan a su chantaje, y muestran su valentía contra los pensionistas, parados, funcionarios, jóvenes, ….

Leer más de esta entrada

¿Está cayendo el otro muro?

¿Estamos asistiendo a la caída del otro muro, el del imperio de Wall Street, del capitalismo financiero, sobre la economía productiva y sobre la política? La caída del muro de Berlín simbolizó la caída del sistema socialista soviético. Este acontecimiento pareció coger por sorpresa a un mundo que pensaba quela polaridad Este-Oesteestaba tan firmemente establecida que duraría para siempre. La actual crisis cuyo epicentro se ubicó en el terremoto financiero de Wall Street, en septiembre de 2008, cogió también por sorpresa a la opinión pública y a los líderes políticos. Y hoy la crisis no parece estar próxima a tocar fondo y empieza a tener consecuencias políticas y sociales en muchos países del mundo. La reciente cumbre de Davos ha mostrado que los líderes políticos y económicos allí congregados no tienen respuestas ni propuestas convincentes. La llamada refundación del capitalismo, si tal refundación es posible, no la van a liderar los capitalistas de Davos. La refundación de la economía, desde otros parámetros culturales es más probable que se articule en torno al Foro Social Mundial. De momento han caído los dogmas neoliberales. Frente al “menos Estado y más Mercado” todos coinciden hoy, aún los más fervientes enemigos de lo público,  que es preciso “Más Estado y menos Mercado”.  La magnitud y las consecuencias sociales de la crisis son de tal magnitud que necesitamos pensar de otro modo para poder salir de ella. Al mismo tiempo, esta crisis puede ser vista como oportunidad para cambiar el rumbo.

Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: