¿Tenemos que elegir entre Cambio climático y empleo en Sevilla?

Contamos con los recursos y el tiempo suficiente para evitar que el calentamiento global supere 1,5ºC, pero se necesita un esfuerzo sin precedentes, en cuestión de energía, industria, transporte, agricultura, ciudades y edificios. Llegar a reducir alrededor de un 45% las emisiones globales de CO2 de origen humano en 2030, respecto a los niveles de 1990, y lograr el “cero neto” en 2050”

IPCC Cumbre Mundial del Clima, Katowice 2018

El empleo sigue siendo la gran preocupación en nuestra sociedad. Encontrarlo y que no sea precario es la clave para la emancipación juvenil. No perderlo es clave para el sostenimiento de nuestras familias. Le sigue muy de cerca la vivienda. Encontrarla asequible, al alcance de la precariedad laboral imperante, es un sueño casi imposible de conseguir para los menores de 30 años. En este contexto la preocupación por el cambio climático y las consecuencias de la enorme crisis ecológica en curso es normal que no aparezca entre las prioridades de la juventud. Lleva oyendo del tema desde que nacieron. Si se les pregunta son conscientes de que no se está haciendo lo suficiente. Pero no lo viven como una urgencia.

O eso parecía hasta que Greta Thumberg, la niña sueca de dieciséis años que ha sorprendido al mundo inspirando el movimiento juvenil por El Clima, las huelgas climáticas de los viernes conocidas como Friday For Future. Greta oyó hablar del cambio climático con tan sólo ocho años de edad y desde entonces no ha parado de estudiar el tema y seguir atentamente las noticias. Como muchos adultos sentía frustración al comprender la distancia entre lo que la ciencia nos dice sobre el problema, sobre lo que sabemos que tendríamos que hacer, y las insuficientes medidas adoptadas por los gobiernos. Greta insiste en que los responsables políticos no pueden seguir ignorando las advertencias de la ciencia que pide un esfuerzo sin precedentes ante una crisis global sin precedentes. Sin embargo, como vimos en la última Cumbre Mundial del Clima en Katowice, los líderes mundiales ceden ante los intereses ante los intereses económicos con la inestimable ayuda de Donald Trump.

En esa tesitura, pensar en pisar el freno de la sociedad hiperconsumista de recursos no renovables y contaminadora de agua, aire y tierra, como plantean los científicos que es preciso hacer, parece dibujar un inquietante panorama de paro. ¿Es un dilema sin solución?

No lo es, pero es cierto que nos enfrentamos a una situación inédita en la historia de la humanidad y que nos jugamos el futuro hoy. Tenemos muy poco margen de tiempo para evitar caer en el abismo. El río Iguazú fluye aparentemente tranquilo, el rumor se va haciendo cada vez más fuerte, si la nave no gira a tiempo hacia la orilla caerá inevitablemente hacia el precipicio con sus pasajeros dentro. Esa es la prioridad. No hay empleo para los tripulantes que caigan al abismo. Girar a la orilla significa abrir nuevos caminos, llenos de oportunidades, pero también de riesgos. Las actitudes para afrontar esas amenazas con éxito están en las antípodas del discurso del sálvese quien pueda neoliberal. Tienen más que ver con la ancestral cooperación que sigue viva en nuestros corazones y que emerge con fuerza ante las dificultades. Una cooperación que se funda en el sentimiento de solidaridad de quiénes se saben interdependientes. Sobre esa base es necesario construir un suelo social para que nadie quede abandonado a su suerte. Y sobre ese suelo es necesario reorientar la economía y el empleo para que se ajusten al techo ambiental, hoy superado. Eso significa, como dice la ciencia, cambiar muchas cosas y generar muchas oportunidades.

Veamos algunas de ellas que podemos aprovechar en Sevilla. El techo ambiental nos dice que el millón y medio de personas que habitamos el área metropolitana, no podemos seguir quemando petróleo al ritmo que lo hacemos para ir al trabajo, a estudiar y acceder a los servicios. Nuestros espacios productivos, grandes centros educativos, deportivos y sanitarios no están conectados con una red de transporte metropolitana de alta capacidad. Por otra parte, entre un 15% y un 20% de las viviendas del área metropolitana están vacías, contamos con grandes extensiones de suelo urbanizado y sin edificar, pero la vivienda sigue siendo inasequible para la mayoría de la población. Además, el área metropolitana de Sevilla concentra la mayor bolsa de parados de la provincia.

¿Cómo podemos hacer frente a estos retos?

En primer lugar, es urgente poner en marcha una red metropolitana de transporte de alta capacidad, con tarjeta única, que integre cercanías, metro, tranvías y una nueva red de metrobuses. Dicha red conectará los principales espacios productivos, residenciales y de servicios. Se alimentará con la red metropolitana de ciclovías previstas en el Plan Andaluz de la Bicicleta y se complementará con una red de aparcamientos gratuitos para usuarios del transporte público. Como resultado esperado se genera empleo, se mejora la productividad y la actividad económica, se incrementa la cohesión social

En segundo lugar, necesitamos modernizar nuestros polígonos productivos e impulsar la innovación hacia una economía circular baja en carbono, en colaboración con las universidades públicas de Sevilla y nuestros centros educativos de formación profesional. Vamos a fomentar producción de proximidad generando empleo de proximidad y de calidad.

En tercer lugar, necesitamos articular un plan de vivienda metropolitano, gestionado mediante un consorcio de empresas públicas. Deberá contemplar tres líneas de acción prioritarias: la intermediación en el alquiler asequible de la gran bolsa de viviendas vacías, la promoción de vivienda pública y cooperativa en alquiler sobre suelos urbanizados vacantes y el impulso a la rehabilitación y regeneración de barrios. Como resultado esperado, se incrementará la inclusión social, se facilitará la emancipación de la juventud y se generará empleo de proximidad en el sector de la construcción sostenible.

En cuarto lugar, necesitamos promover un parque agrario metropolitano y crear canales cortos de comercialización para mejorar la renta agraria y crear empleos de calidad, al tiempo que nos alimentamos de productos frescos y sanos. Los alimentos que llegan a nuestra mesa recorren de media 4.000 km, con un gran consumo de energía y sus consecuentes emisiones contaminantes. No tiene ningún sentido que nuestras naranjas se quedan en los árboles, arruinando a nuestros agricultores, mientras las grandes superficies nos venden naranjas de Sudáfrica.

En quinto lugar, necesitamos impulsar la transición energética aprovechando nuestro sol en lugar de seguir importando un petróleo que no tenemos. Creando una cooperativa de servicios públicos podríamos impulsar el autoconsumo de energía renovable en centros educativos y edificios públicos, barrios, polígonos industriales y grandes superficies. De este modo generaríamos empleos verdes y reduciríamos la pobreza energética.

En sexto lugar, necesitamos reducir drásticamente y mejorar la gestión de nuestros residuos, para avanzar hacia los residuos cero, contribuyendo a crear empleo en economía circular.

Todas estas medidas necesitas acompañarse de un suelo social, cumpliendo el compromiso suscrito en la Carta Social Europea de garantizar ingresos mínimos a toda la población. Para ello podríamos implementar progresivamente La Renta Básica Universal de modo que nadie se quede atrás como consecuencia de los cambios rápidos que se avecinan.

El día que comprendamos que el Cambio Climático lo cambia todo, lo cambiaremos todo. Y ese día no puede tardar. Nos va la supervivencia en ello, lo sepamos o no. El efecto mariposa iniciado por Greta Thumberg empieza a crear el torbellino de esperanza que necesitamos. Periodistas, educadores y políticos tenemos una alta responsabilidad para estimular el cambio necesario.

Empleo, aunque sea con las manos manchadas de sangre

corbeta

Tal vez estéis al tanto de la situación de Navantia, con miles de familias de trabajadoras amenazadas por falta de pedidos. Y tal vez estéis al tanto de cómo el encargo de corbetas de guerra por parte de Arabia Saudí ha planteado un dilema ético-político mal resuelto de momento.

Ayer hablábamos en la Mesa Andaluza de Equo de las previsibles contradicciones en la que caeríamos antes o después con nuestro socio parlamentario, en Andalucía y en Madrid. En Cádiz ya se ha presentado un caso con el pronunciamiento de los alcaldes de Cádiz y Puerto Real a favor de la venta de corbetas de guerra a Arabia Saudí, reino que decapita a disidentes por docenas y mantiene a la mujer en condiciones de vida ignominiosas. Lamentable el posicionamiento sindical, de IU y de PODEMOS. Esto te pasa cuando no tienes claro hacia dónde quieres ir en materia económica y de empleo. Navantia necesita una estrategia alternativa de largo alcance. Frente al dilema de empleo, aunque sea con las manos manchadas de sangre, es necesario plantear la alternativa de crear empleo verde, también en Navantia, y blanco, con velas de paz desplegadas al viento. ¿qué tal un plan para una industria naval postcarbono? ¿Por qué no invertir en I+D+i para una industria naval postindustrial? 
Leer más de esta entrada

Aznalcollar o el cambio de modelo productivo siempre aplazado

4763825

En 1998 la rotura de la presa de la balsa de la mina de Aznalcollar provocó el mayor desastre ecológico vivido en Andalucía en décadas. El parlamento acaba de aprobar, por unamimidad, sacar a concurso internacional la reapertura de la mina. Con ello ha creado las condiciones objetivas para que del “Nunca Más” pasemos a “Puede Volver a Pasar”. Los científicos del CSIC ya habían advertido, antes de la rotura de la presa, la existencia de significativos niveles de metales pesados en el cauce del Guadiamar (procedentes de las explotaciones mineras), y habían advertido del riesgo que suponía para el Parque Nacional de Doñana la existencia de una balsa de residuos, de tales dimensiones, en la cabecera del cauce que regaba las marismas del Guadalquivir. ¿Qué ha cambiado desde que hicieran sus informes? Que ocurrió lo que anunciaban, sin que la administración pública andaluza hubiera tomado ninguna medida de precaución. ¿Para qué queremos la información si no la usamos? Se nos llena la boca apostando por la sociedad del conocimiento pero cuándo entra en contradicción el conocimiento científico c0n el modelo de desarrollo, en lugar de cuestionar el modelo de desarrollo, hacemos oídos sordos al conocimiento. Y lo peor es que habiendo sido advertido y habiendo ocurrido, la Junta de Andalucía vuelve a crear las bases para que volvamos a estar en riesgo porque volverá a haber una balsa de residuos tóxicos en la cabecera del Guadiamar.  Leer más de esta entrada

Regular el autoconsumo de energía renovable, impulsar el balance neto

Explicando a un ciudadano la iniciativa presentada en el parlamento

Explicando a un ciudadano la iniciativa presentada en el parlamento

Petición para que el parlamento andaluz regule el autoconsumo de energía renovable y solicite al gobierno del estado español la tramitación urgente y favorable para los intereses de los consumidores del Decreto de Balance Neto

 

Esta mañana, tres de julio, he presentado una iniciativa de Equo Andalucía para impulsar el autoconsumo energético con renovables, algo que esperamos desde hace año y medio tanto consumidores como productores de energía renovable. Producir y autoconsumir nuestra propia energía con renovables es algo que puede estar al alcance de todos los ciudadanos si nos organizamos y asociamos en cooperativas de productores y consumidores como SOM Energía y ECOO. Pero para ello es preciso salir de la situación de limbo regulatorio en la que nos encontramos por la inacción de los gobiernos estatal, principalmente, y autonómico. ¿Por qué consideramos que una medida aparentemente pequeña y sectorial, como esta, es tan importante? Leer más de esta entrada

La hora de Andalucía

Ante la constitución hoy del parlamento andaluz y ante la noticia del principio acuerdo programático alcanzado por PSOE e IU, desde Equo Andalucía queremos transmitir a la sociedad andaluza y al futuro gobierno andaluz nuestro compromiso de colaboración crítica y constructiva para encontrar nuestro propio camino de salida dela crisis. Un camino que desde Equo planteamos desde nuestros principios de equidad social, ecología y radicalidad democrática.

Andalucía se encuentra en una encrucijada que va a requerir de la inteligencia política, del compromiso y la generosidad de toda la ciudadanía y de todos los partidos políticos. El resultado de las urnas ha dado la oportunidad de producir un cambio de políticas que PSOE e IU tienen la responsabilidad de liderar y gestionar. El estado de autonomías es el que nos brinda esta oportunidad y desde Equo vamos a colaborar para defenderlo y desarrollarlo. Andalucía va estar en el punto de mira de España y de Europa y podemos demostrar que es posible otra política económica y que es posible profundizar la equidad social y la democracia en lugar de recortarlas como nos quieren imponer.

Esperamos que el gran pacto social por la creación de empleo anunciado se oriente a poner las bases de una economía sostenible basada en la autosuficiencia energética con renovables, la soberanía alimentaria basada en la agricultura y la ganadería sostenibles, una industria, un comercio y unos servicios basados en la investigación, la innovación y el crédito accesible, una sabia política de rehabilitación y ordenación y gestión del territorio, el impulso del turismo sostenible y el refuerzo de nuestra identidad cultural.

Estos pilares de un modelo productivo de futuro para Andalucía deben alcanzar un amplio consenso social bajo el liderazgo del nuevo gobierno. Y deben estar acompañados por políticas sociales distributivas y solidarias, que permitan extender la renta básica, las políticas de igualdad, hacer accesible la vivienda y defender la educación y la sanidad públicas de calidad frente a las políticas de recortes y privatizadoras impulsadas por Europa y por el gobierno del Estado.

El futuro gobierno debe asumir efectivamente que para que este camino sea posible tiene que poner paralelamente en marcha innovadoras políticas de administración pública y de profundización democrática. Desde Equo demandaremos todas las medidas que nos lleven a la transparencia y la eficacia de la administración pública y que erradiquen la corrupción y el amiguismo. Y demandaremos una decidida reforma de la ley electoral, que nos permita tener un parlamento más representativo, y el desarrollo de una ley de participación que posibilite a la ciudadanía andaluza participar en el día a día de la gestión de lo público. Sólo desde esa profundización democrática será efectiva la implicación de toda la ciudadanía andaluza. Es la clave para que un futuro mejor sea posible para Andalucía.

A %d blogueros les gusta esto: